Fernández en el plenario de la CGT: "Al país lo arreglamos entre todos"

El presidente electo fue a la sede gremial. Estuvo presente Sergio Ziliotto.

El presidente electo Alberto Fernández mantuvo este viernes su primera reunión oficial como presidente electo con el pleno de la CGT, en el histórico edificio de la calle Azopardo al 800.

El presidente electo participó en la sede de Azopardo de un cónclave junto a secretarios generales de los gremios que integran la central obrera y aquellos que se alejaron en los últimos años de la conducción cegetista. "El movimiento obrero organizado es parte del gobierno que se va a instalar en la Argentina desde el 10 de diciembre", aseguró.

cgtEl plenario de secretarios generales de la CGT recibió a Alberto Fernández en medio del proceso que transita la dirigencia sindical en busca de la unidad. Entre los dirigentes presentes estuvo el gobernador electo Sergio Ziliotto.

“Este día es posible porque nos unimos, todos hicimos el esfuerzo de tratar de acercarnos al otro, el triunfo es fruto de la unidad”, comenzó en esa línea Alberto al tomar la palabra y afirmó que "el movimiento obrero organizado es parte del gobierno que se va a instalar en la Argentina a partir del 10 de diciembre”.


Fernández le agradeció a todos los presentes y sobre todo al “enorme gesto” de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner “porque comprendió que con ella no alcanzaba pero que sin ella era imposible”. También recordó que en esa misma casa Juan Domingo Perón llamó a un pacto social, una idea que impulsa para su gobierno. “La Argentina necesita volver a ponerse de pie. Nos han dejado muy lastimados. Todos sabemos cómo se ha degradado la economía argentina y como se ha degradado el trabajo y la educación”, dijo.

En este sentido, el presidente electo afirmó que para poder salir “de semejante degradación” es necesario “que estemos juntos y que trabajemos codo a codo”. "Al país lo arreglamos entre todos trabajando juntos y quienes trabajan son la piedra angular de esta sociedad", planteó. También sostuvo que en la Argentina que se viene es la Argentina “del respeto, de respetar al que piensa distinto y pedirle que nos ayude”.

Fernández también prometió recuperar el papel protagónico de la educación, la ciencia y la tecnología. “Vamos a darle a la educación pública el lugar que se merecen, vamos a darle a nuestros científicos el lugar que se merecen y vamos a poner el desarrollo tecnológico en el centro para caminar hacia el futuro”, aseguró para luego proponerles a los dirigentes gremiales convertir el edificio de la CGT en un centro de capacitación para los trabajadores. “Para que los jóvenes tengan un lugar en el futuro”, propuso.


Fernández había llega a la sede de la CGT de la calle Azopardo pasadas las 11, donde ya estaban presentes dirigentes gremiales, intendentes y gobernadores. Del encuentro participaron los referentes de los distintos grupos cegetistas, entre ellos los que permanecen dentro de la conducción ("gordos" e "independientes" de los grandes gremios y los del transporte que integran la CATT), como también los que se alejaron (moyanismo, Corriente Federal y el MASA).

“Es un honor tener al compañero presidente electo en la casa de los trabajadores”, dijo Carlos Acuña, uno de los secretarios general de la CGT y el primero en tomar la palabra. Para Acuña, la reunión en curso, con la presencia de todos los sectores del movimiento obrero, representa una “clara demostración de madurez” por la situación que atraviesa el país, fruto de las políticas de Cambiemos. “Hemos dejado todo de lado para trabajar juntos. Ahora viene otra etapa, la más difícil, en la que vamos a seguir más únidos que nunca, para poder sacar al país adelante”, agregó.

Antes de que tomara la palabra el presidente electo, Héctor Daer, también secretario general de la CGT, brindó su mensaje. “Venimos de cuatro años de un proceso neoliberal inédito por el marco de legitimidad que tuvo, pero el movimiento obrero hizo que no pudieran pasar por arriba de todos los derechos… La herencia sagrada que tiene nuestro país del peronismo”, afirmó el dirigente.
“Vamos a reunificar esta casa que cobija a todos los representantes sindicales”, dijo también Daer, quien al darle la bienvenida a Alberto Fernández le agradeció por recuperar la esperanza “de que el futuro lo construimos entre todos”. “Bienvenido a esta casa que es tu casa, porque el peronismo gobierna con los trabajadores”, expreó por último Daer, antes de pasarle la palabra al mandatario electo.

Entre los presentes estuvieron Hugo Moyano, del Sindicato de Choferes de Camiones; Omar Plaini, del Sindicato de Canillitas; Pablo Biró, de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA); Antonio Caló, de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM); y Omar Viviani, del Sindicato de Peones de Taxi.

Moyano ingresó directamente a la cochera del edificio acompañado por Plaini y el diputado nacional electo y futuro presidente de la Cámara baja, Sergio Massa. También llegaron a la sede de la CGT algunos intendentes bonaerenses, como el de Ituzaingó, Alberto Descalzo.

Antonio Caló, secretario general de la UOM, dijo: "No hay otra salida. En este momento, todos tenemos que poner". "Todos los trabajadores tienen el mismo problema, más allá de las diferencias que tengamos los dirigentes: la plata no alcanza".

Omar Viviani, Sindicato de Peones de Taxi: el dirigente confió en que durante el plenario de secretarios generales del que participará Alberto Fernández van a "ponerse de acuerdo en la mesa de diálogo" que incluirá a sectores del sindicalismo y el empresariado.

Hugo Moyano, secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones: "No creo que alguien pretenda hacer un paro con las condiciones en las que está el país hoy".
"Coincidimos todos en el Presidente electo y en cambiar esta historia lamentable que sufrimos estos cuatro años. Lo vamos a ir superando porque encima de todo está el país, la gente y tenemos que contribuir para ayudar a salir de esta situación", agregó.

También se refirió al final del mandato de Mauricio Macri al frente de la Casa Rosada: "Le doy gracias a Dios que se va. Ya no se soportaba más una política de hambre, de miseria, de entrega, de mentiras. Hablan como si dejaran un país en las mejores condiciones y es todo lo contrario".

Omar Plaini, secretario general de Canillitas: "No parece que todos los sectores del movimiento obrero todavía se hayan expresado con contundencia, hay un problema de mezquindades, de personalismos, de egocentrismos de la dirigencia, pero las bases obligan".

Sergio Sasia, titular de la Unión Ferroviaria: "Hay una expectativa importante. Es un plenario de secretarios generales que hace mucho no se hacía. Vamos a poder escucharlo, intercambiar ideas, conocer cuál es la visión y el programa de Gobierno que tiene en base a la participación de los trabajadores. Va a ser muy positivo".

"En este camino de unidad hay que buscar las coincidencias por sobre las diferencias para confluir en una CGT fuerte, unida y participativa. Tenemos que debatir un proyecto que tiene que encarnar el movimiento obrero y que tenga propuesta”.


Además, se espera que buena parte del espectro político del justicialismo sean parte del convite. Axel Kicillof y Verónica Magario, la formula que desbancó a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, ocuparán un lugar destacado.

Héctor Daer (Sanidad), uno de los dos secretarios generales de la central obrera, amigo y referente de Fernández en el mundo gremial, los invito de manera personal.

También se cursaron convites a medio centenar de dirigentes vinculados al peronismo. Desde los jefes del justicia nacional y de la provincia de Buenos Aires, José Luis Gioja, y Fernando Gray, respectivamente, a gobernadores afines, como el tucumano José Luis Manzur, e intendentes como Alejandro Granados, de Ezeiza, Gustavo Menéndez, de Merlo, entre otros.

Los ausentes

La decisión de Daer y “los gordos” de la CGT, como Armando Cavallieri (Comercio), de cursar invitaciones a referentes políticos -en consenso con Fernández- no cayó muy bien entre algunos sindicalistas que están fuera de la conducción cegetista y que se enteraron por el boca a boca.

Uno de ellos es el secretario general de camioneros, Hugo Moyano. El líder sindical había declarado durante la semana que no se presentaría al acto porque no lo invitaron. Sin embargo decidió dar el presente en vez de quedar marcado como uno de los grandes ausentes.

El gastronómico Luis Barrionuevo, y titular de la CGT Azul y Blanca, ya anticipó que comiencen el encuentro sin él, porque no le daría el gusto a Fernández de escucharlo de cerca y aparecer en la foto junto al presidente electo. Al menos por el momento.

Barrionuevo apoyó política y económicamente al candidato presidencial Roberto Lavagna, el ex ministro de Economía que quedó tercero en las pasadas elecciones generales del 27 de octubre.

Tampoco estarán los gremios enrolados en la CTA y ATE, ya que no forman parte del Confederal de la CGT. Sin embargo, Roberto Baradel, el titular de SUTEBA, el gremio docente bonaerense le aseguró a Infobae que tanto él como Hugo Yasky, ven con muy buenos ojos que Fernández se reuna con el plenario de secretarios generales de la central obrera más importante de la Argentina, como también lo hizo al estar presente durante el encuentro que Yasky organizó en el micro estadio de Lanús cuando solicitó que la CTA regrese a la CGT después de 27 años de alejamiento.

Sin embargo, lo cierto es que el acto de hoy será una muestra de poder. La mayor parte del movimiento obrero recibiendo en su sede al presidente electo después de su gira por México.

“Será un acto, no un plenario del secretariado general. El único que va a hablar va a ser Alberto y nosotros lo vamos a escuchar”, puntualizó ante Infobae uno de los dirigentes gremiales de peso y con peso específico propio dentro del gremialismo.

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20