“Todavía no hicimos el duelo”, dice la mamá de Andrea López

Un día como hoy, pero de hace 15 años, desaparecía Andrea López. Su mamá Julia y su hijo Emanuel estuvieron este domingo acompañando la intervención de la colectiva "Todas somos Andrea" en el espacio verde del Plan 5.000.

Este domingo 10 de febrero se cumplieron 15 años del crimen de Andrea López a manos de su pareja, el boxeador Víctor Purreta. En un nuevo aniversario, la colectiva feminista Todas Somos Andrea encabezó una actividad en el SUM del barrio Plan 5.000 que lleva su nombre para recordarla.

Allí estuvo presente la mamá de Andrea, Julia Ferreyra, y su hijo Emanuel, cuyo testimonio fue clave para la condena de su papá como autor de un femicidio que impactó a la sociedad pampeana y que -a partir de la militancia de las organizaciones feministas- empezó a cambiar la persepectiva sobre las consecuencias de la violencia machista y el sistema prostituyente.

El cuerpo de Andrea López nunca apareció y es el principal reclamo hacia Purreta, quien actualmente cumple una condena de 18 años de prisión por el crimen: él nunca contó la verdad y no dejó rastros.

La actividad de este domingo comenzó a la hora 19, con intervenciones de “Todas Somos Andrea”, la grupa teatral “Bancá”, “Las Menganas” de General Pico, “Las Dogas”, entre otras colectivas y artistas. La acción colectiva contó con la coordinación de Clodet García.

La jornada fue el cierre de tres días con distintas actividades de lucha que se hicieron en Santa Rosa.

3c

Andrea López falleció entre la noche del 9 de febrero y la madrugada del 10 de febrero de 2004, como consecuencia de una de las tantas golpizas a las que la sometía Purreta, quien además la obligaba a prostituirse.

El boxeador primero fue condenado por facilitamiento de la prostitución, mientras a Andrea se la consideraba desaparecida. Pero luego de varios años Emanuel contó en Cámara Gesell lo que había visto esa noche, cuando era un niño. Ese testimonio fue vital para que Purreta fuera finalmente condenado por homicidio.

La palabra de la mamá.

“Nosotros necesitamos hacer un duelo, yo creo que mi hija está de viaje, no hice un duelo, el día que encuentre el cuerpo sabré qué me está pasando realmente”. La que habla, con el dolor a cuestas, es Julia Ferreyra, la mamá de Andrea López. Víctima del femicida Víctor Purreta, Andrea López se convirtió en caso paradigmático y disparó la lucha de las mujeres y organizaciones contra la trata de personas y la violencia machista.

“Yo le digo a su hijo que no tiene que bajar los brazos y le digo que esté firme porque va a tener que seguir él buscando el cuerpo de su mamá”, dijo Julia Ferreyra en estas horas. Emocionada, la mamá de Andrea López se encontró en una charla en Radio Kermés con María Zerbino (de la agrupación “Todas Somos Andrea”), Mirta Fiorucci y Cristina Ércoli, de “Mujeres por la Solidaridad”, quienes respaldaron y acompañaron durante la realización del juicio.

“Andrea era una chica alegre, siempre con una sonrisa en su cara, jugaba con sus hermanos, siempre en el colegio, con sus amistades, sus primos, le gustaba muchísimo la escuela, hizo dos años de secretariado comercial, siempre estaba la casa llena de amigos y amigas”, contó su mamá. “El 8 de febrero fue la última vez que la vi, estaba contenta porque el nene comenzaba el jardín”, agregó.

“En estos 15 años se recorrieron caminos muy dolorosos pero en los que se fue avanzando mucho”, apuntó Ércoli.

Temas en esta nota: