La denuncia la hizo una empleada del Senado, Claudia Mabel Guebel. Dijo que la molestaba con videos alusivos al sexo y que un día la citó en su despacho: "directamente me tocó los pechos, y me preguntó cuándo íbamos a tomar un café".