Entre Pocillos: Las grietas que quedan

dibujo

Beto Desuque: - Buenas, buenas, bueeeenaaasss... ¿qué tal, qué tal, qué tal? ¿Cómo anda la cosa por acá? ¿Qué dice la barra?
Mesero: - ¡Hoooola, Betito querido! ¿Cómo va la cosa por acá?

Beto Desuque: - Y ahí estamos... todo muy tranqui, ponele. Con días de verano-verano, eh... ¡mamita querida que se vino temprano y de golpe!
Mesero: - Cierto. Casi que se salteó la primavera el calendario.

Beto Desuque: - Ponele que hasta podíamos calcularlo, ¿no? Digo... fue un año tan cachondo y movedizo que era lógico que terminara así de caliente.
Mesero: - Si vos lo decís...

Beto Desuque: - No lo digo solo yo. ¡Hasta Román se prendió en el asunto! Je.
Mesero: - ¡Se tiró de candidato el tipo! ¿Quién lo hubiera dicho?

Beto Desuque: - ¿Y por qué no? Es una época de desafíos... nada implica que salga bien, pero es un momento en que hay que animarse a lo que no parece tan fácil. Sería: “Macri ya fue, Vidal ya fue... si vos querés, Angelici también”. Je.
Mesero: - Jajajaja. Es buena esa.

Beto Desuque: - Igual no hay que dar por cerrada la elección, eh. Mirá que esta runfla que maneja Boca tiene resortes de poder en forma.
Mesero: - Se conocen todos los secretos, digamos.

Beto Desuque: - Claro. Y aparte con Román no alcanza ni para ganar una elección ni para gobernar. Ya lo dijo Ziliotto cuando le preguntaron por JP Fasce en Derechos Humanos: “Una persona no es un gobierno”.
Mesero: - En fin...

Beto Desuque: - Digamos que se supone que será una época de menos grietas, o de grietas más aliviadas, o menos profundas... pero hay grietas que no las tapa ni el tiempo, ¿no?
Mesero: - Vos decís por Román y Angelici...

Beto Desuque: - Ponele. ¿O nos vamos a olvidar ahora de aquel Topo Gigio que Román le hizo a Macri? De eso nadie se olvida...
Mesero: - Macri mucho menos, ¿no?

Beto Desuque: - Y bueno, por eso te digo... esas cosas van quedando. No es que de un día para el otro alguien dice “bueno, ahora seamos todos amigos”, “ahora todos unidos” y listo...
Mesero: - Sí, más vale...

Beto Desuque: - Lo que te digo es que hay resentimientos que duran un día, o una semana. Y hay grietas que duran toda la vida. Je.
Mesero: - Ponele, dirías vos.

Beto Desuque: - Ahí tenés por ejemplo otra disputa, un poco más silenciosa y por abajo de la mesa, pero disputa al fin entre el marinismo y el vernismo. Un clásico.
Mesero: - Por la repartija de los cargos legislativos, ¿no?

Beto Desuque: - Eso mismo. Que es poder y plata, es influencia y visibilidad. Lo que ya sabemos.
Mesero: - Le quieren correr la silla al Taco... aunque ya es hecho.

Beto Desuque: - Ponele. Pero en el medio hay unos cuantos dimes y diretes. Si Luchy Alonso se va para Buenos Aires con Cristina, como dicen, se hace un lugar en la grilla legislativa. Y el marinismo quiere que entre una de ellas, Adriana Dalmasso.
Mesero: - ¿Y entra?

Beto Desuque: - Es un despiole. Porque la ley de paridad que están tratando no entraría en vigencia todavía. Y entonces no entraría una mujer, sino el hombre que le sigue en la lista, Oscar Beilmann, un vernista del sur.
Mesero: - Ah, ah, ah.

Beto Desuque: - Mirá si estará picante la mano que hasta es posible que Taco termine en Buenos Aires también, si no le dan la jefatura del bloque...
Mesero: - ¿Pero a quién quieren poner en su lugar?

Beto Desuque: - Y... el vernismo pone propio. Es número puesto Tato González. Zanoli, de Luiggi, dijo que no. Pero como está en agite esto del género y las pocas mujeres en lugares de poder de decisión, también sonaba Alicia Mayoral, que finalmente quedará como vice de la Cámara o jefa del bloque.
Mesero: - Digamos que la Plural quiere todo.

Beto Desuque: - Digamos que todos quieren todo. Y que la grieta sigue vivita y coleando, sumándole ahora estas cosas del género, como les pasa también a los radichetas.
Mesero: - ¿Por qué decís?

Beto Desuque: - Y... el lío de Mauricio Agón, el diputado de las estafas. Ponele. Estuvo metido en ese ramillete de causas y ahora le pasan factura. No se va a sacar el mote así nomás.
Mesero: - Y no. Pero no deja la banca por nada, ¿no?

Beto Desuque: - Está a la vista. Y encima también les echa la culpa a las mujeres... a Élida Deanna y compañía.
Mesero: - Ese no se va a Buenos Aires, entonces. Je.

Beto Desuque: - No, no... el “contador” se queda acá, parece.
Mesero: - Al final tenés razón, Beto: las grietas están más vivas que nunca. Sobre todo en la Legislatura.

Beto Desuque: - Ya lo creo. ¡Hasta en el gremio de la Legislatura se armó bardo!
Mesero: - Algo vi. Están a full.

Beto Desuque: - Vienen de hace rato, con peleas internas, impugnaciones cruzadas, algunas referencias en los medios... pero llegaron a un punto impensado: que el Poder Judicial tuviera que suspender las elecciones.
Mesero: - ¿Y quién es el que le quiere mover el piso al Aldo Bafundo, que está ahí desde hace rato?

Beto Desuque: - Federico Robledo. Es hijo de Roberto Robledo, el diputado, el sindicalista de la UOCRA.
Mesero: - Ah, ah. Ahora voy entendiendo. Es un duelo pesado.

Beto Desuque: - Sí, sí. Una grieta con tutti. Si la vamos a hacer, hacela bien. Je.

(El popularísimo vecino santarroseño, en la mañana de ayer, dialogando con su mozo predilecto en el céntrico bar-restaurante de la calle Pellegrini por donde pasa casi todos los días a comentar asuntos de la real realidad, que es la única verdad)

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20