Un mar de fueguitos (¿o puro humo?)

8a

En la sección Entre Pocillos, el popularísimo vecino santarroseño Beto Desuque, entre la política y la poesía, charlando con su mozo predilecto en el bar-restaurante de la calle Pellegrini por donde pasa casi todos los días.

Beto Desuque: - Buenas, buenas, buenas, bueeeeenaasss... ¿qué tal, qué tal, qué tal? ¿Cómo anda la cosa por acá? ¡Salud a la barra!
Mesero: - Hooola, Betito querido. ¿Cómo anda la cosa?

Beto Desuque: - Todo bien, aprovechando este veranito que nos regala la naturaleza.
Mesero: - Lindos días, la verdad, eh.

Beto Desuque: - Ponele. Pero hay que tener cuidado con los incendios, che.
Mesero: - Sí, vi que se puso feo en Quehué.

Beto Desuque: - Claro. Y todo por desidia, por negligencia. Por eso digo: muy lindo el veranito, pero con la sequía que hay, cuidado con lo que se hace.
Mesero: - Te viniste concientizador.

Beto Desuque: - Je. Ponele. Pero los únicos incendios no ocurren en zona rural, eh...
Mesero: - Je. Te veo la mirada y ya sé que es alguna ironía política.

Beto Desuque: - Me gustaría que fuera el “mar de fueguitos” que alguna vez nos pintó Eduardo Galeano, pero no sé... también puede que las cosas se vuelvan puro humo, como Caruso. Je.
Mesero: - ¿Vos qué fuego decís que hay?

Beto Desuque: - Hay fuego en unos cuantos rincones. Mirá la Cámara de Diputados, por ejemplo...
Mesero: - Ay, ¡ni idea!...

Beto Desuque: - A Bafundo, el secretario general del gremio legislativo, le salió competencia.
Mesero: - Ah, ah. Y no me estás hablando de los galgos...

Beto Desuque: - Y no. Se le quieren quedar con el sindicato. Je. Federico Robledo, el hijo del diputado de la UOCRA, le armó rancho aparte.
Mesero: - Va a venir pesada esa mano.

Beto Desuque: - Ponele. Ya están cruzándose impugnaciones. No creo que sea un incendio de “fuego amigo”. Je.
Mesero: - Ni fuego artificial.

Beto Desuque: - Claro. Hablando de incendios, Leandro está que arde.
Mesero: - ¿Altola?

Beto Desuque: - Altolagorra, como lo bautizó la muchachada cuando se puso en vigilante. Je.
Mesero: - ¿Y ahora qué pasa? ¿Por qué arde? Si ya se va...

Beto Desuque: - Sí, pero viste cómo es... vasco de pura cepa, así que se empeña hasta el instante final.
Mesero: - Lo ví en pose peleadora en estos días otra vez.

Beto Desuque: - Ponele. No se bancó que Luciano di Nápoli lo cruzara duro y parejo. Así que salió a responderle.
Mesero: - Se volvieron a trenzar.

Beto Desuque: - Eso mismo. Se conocen desde siempre. Digo... son hijos de viejos dirigentes del radicalismo, son más o menos de la misma generación... supongo que ya de pibes se conocerían.
Mesero: - Viene de lejos el asunto.

Beto Desuque: - Ponele. Viste que se tratan por el nombre de pila... “Leandro” de acá, “Luciano” de allá...
Mesero: - ¿Y cuál fue la pelea ahora?

Beto Desuque: - Y... a Leandro se le dio por hacerse un poco de propaganda y tiró eso de que dejaba la Muni “saneada”... y de paso le tiró algún palito a Verna y al ministro Franco... hasta ahí nada raro...
Mesero: - Peeeeeroooo...

Beto Desuque: - Pero Copete recogió el guante y de movida nomás le desmintió que esté tan saneada la Muni. Dijo que había una deuda abultada y ya que estaba le empezó a tirar palos a troche y moche.
Mesero: - ¿Por ejemplo?

Beto Desuque: - Y... le tiró que la gestión era paupérrima, que había hecho cualquier desastre, que había hecho lo mismo que Macri porque empeoró todos los problemas con que se encontró...
Mesero: - Le dio con un caño, básicamente.

Beto Desuque: - Mal. Y te diría que la frutilla del postre fue decir que la gestión de Leandro es peor que la de Larry...
Mesero: - Apa. ¡Eso es muy polémico!

Beto Desuque: - Ponele. Pero fue volver a poner en el centro de la escena a Luisito Larrañaga. Ya hacía tanto que no se hablaba de él...
Mesero: - Aunque dejó un recuerdo imborrable, ¿no?

Beto Desuque: - En todo sentido. Inolvidable, por ejemplo, aquel “quiero hermosa a Santa Rosa”. Jajajaja. La verdad que revisándolo ahora, más risa da. ¡Qué bizarro todo!
Mesero: - La verdad es que está bastante horrorosa Santa Rosa.

Beto Desuque: - Sí. Se vino a pique. Yo lo que espero es que se termine esa decadencia y arranquemos para algún lado, qué se yo...
Mesero: - Si vos decís...

Beto Desuque: - Copete tiró que ya tiene el 80% del gabinete definido.
Mesero: - Casi todo.

Beto Desuque: - Ponele. Pero dejó en claro que en el área de Género todavía no hay nada resuelto. Flor de revuelo interno debe haber.
Mesero: - Si vos decís...

Beto Desuque: - Después, ya se sabe que Heriberto Mediza va a ser el secretario de Gobierno, que Guille Bergonzi va a Obras Públicas, parece que Pablo Ferrero en Cultura, una mujer que es un misterio va a Producción... y dicen que desembarcan dos tenelenses también.
Mesero: - ¿Cómo?

Beto Desuque: - Parece que Cristian Pablo Echeveste, que era director del Banco de La Pampa, es número puesto en Hacienda y parece que Marcos Echeveste va a Desarrollo Social.
Mesero: - Federaliza el Gobierno municipal. Je.

Beto Desuque: - Ponele. Pero igual hay que ver cómo sigue la historia. Hasta que no llegue el 10 de diciembre puede seguir pasando más agua bajo el puente.
Mesero: - Más vale que sea agua y la corten con el fuego, ¿no?

Beto Desuque: - O que se haga esa mezcla que te decía, que dijo Galeano: un mar de fueguitos. O sea: “No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tanta pasión que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca se enciende”.

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20