Entre Pocillos: Lo impresentable

8a

Beto Desuque: - Buenas, buenas, bueeeenas... ¿qué tal, qué tal, qué tal? ¿Cómo anda la cosa por acá? ¡Salud a la barra! ¿Qué se dice?
Mesero: - Hooooola, Betito... ¿cómo va? ¿Y qué se va a decir? Imaginate, a ver...

Beto Desuque: - Y... supongo que todos estarán pensando en que la serie está definida, que ya no hay demasiado que hablar, que los números cantan...
Mesero: - ¿Y vos qué decís?

Beto Desuque: - Que no hay que comer el guiso antes de cazar la liebre. No hay que cantar victoria antes de tiempo ni celebrar lo que todavía no se ha concretado.
Mesero: - Bueno, sí, esa enseñanza tuya ya la tengo guardada.

Beto Desuque: - Bueno... entonces nada de confiarse, ni de repetir como loros los resultados de las encuestas...
Mesero: - Ah... ¿pero de qué encuestas me hablás?

Beto Desuque: - De las que andan difundiendo ahora, que cada vez les dan más ventaja a Alberto y Cristina... ojo con eso...
Mesero: - Ah, Beto... ¿vos hablabas de eso?

Beto Desuque: - Y sí, ¿de qué, si no?
Mesero: - Bueno... acá la gente en el bar estaba con otra cosa: cuando dijiste “serie definida” no pensé en las elecciones, sino en el Boca-River por la Libertadores...

Beto Desuque: - Ah, ah, ah. Ponele.
Mesero: - ¿Ponele qué?

Beto Desuque: - Ponele que en ese caso es distinto. Je. Ahí sí me parece que está la serie más completita.
Mesero: - ¿Vos decís? ¿En serio?

Beto Desuque: - Ponele, dije. Es relativo, como todo. Pero me parece que las gallinas están mucho mejor, ¿qué querés que te diga? No solo por el 2 a 0 y porque siempre tienen el VAR a mano, sino porque el equipo está convencido, sabe a qué juega. Están con todo, bah.
Mesero: - La verdad que sí.

Beto Desuque: - Y por si faltaba algo, ahí lo tenemos a Mauricio diciendo que “Boquita lo va a dar vuelta”. ¡¡¡Laaaaaaa!!! ¿Qué necesidad?
Mesero: - Tal cual: ¿qué necesidad?

Beto Desuque: - Impresentable.
Mesero: - Si vos lo decís...

Beto Desuque: - Cómo será todo lo que está pasando que hasta al pobre Leandro ahora se le hace impresentable.
Mesero: - ¿Cómo? ¿El qué?

Beto Desuque: - Je. ¡El presupuesto! Es impresentable, dijo. Imposible de presentar.
Mesero: - Ah, ah, ah. Aclaremos, dijo Lemos.

Beto Desuque: - Tiene razón Leandro. Si no se saben los números nacionales, si no hay presupuesto provincial... ¿cómo hace él para presentar un presupuesto? Encima para un año en que ya sabe que no va a estar. Y de paso no tiene que laburar tanto...
Mesero: - O sea que le deja el tema a Luciano.

Beto Desuque: - A Copete. Acá vamos a empezar a decirle a las cosas por su nombre. Luciano di Nápoli va a ser Copete. Así como Verna es el Barba. Por ejemplo.
Mesero: - Eso lo decidís vos.

Beto Desuque: - Ponele. Por eso. Pero sí, Copete va a tener que diseñar el presupuesto, y lo hará según se lo proponga, uno supone. Ya andan diciendo que va a crear otras secretarías, así que...
Mesero: - ¿Así que, qué?

Beto Desuque: - Que vendrá con variantes y perfil propio. Ponele.
Mesero: - Ah, ¡y desde ya! Copete será muy Di Nápoli, y de familia radical, pero no es de la UCR como Leandro.

Beto Desuque: - Y no. Y dentro de todo está bueno lo que hace Altolaguirre, eh... o sea: ya sé que el presupuesto era realmente impresentable, que no podía ponerse a hacerlo, pero además es un buen gesto político, ponele que interesante, que le ceda esa posibilidad a su sucesor.
Mesero: - Si vos decís...

Beto Desuque: - Digo, ya que Santa Rosa es una bomba, y que a Copete le va a quedar flor de pesada herencia, al menos le deja la posibilidad de diseñar el reparto de la guita.
Mesero: - En serio que no está hermosa Santa Rosa...

Beto Desuque: - Qué tiempos los del versito de Larrañaga, ¿no? Larry. Cuando se podía decir eso. Ahora está furiosa Santa Rosa. Rotosa Santa Rosa. Olorosa Santa Rosa. Y encima con un índice de pobreza altísimo. Por eso te digo: eso sí que va a ser pesada herencia.
Mesero: - Mal.

Beto Desuque: - Tanto que, te diría, el impresentable no es Macri. El impresentable no es el presupuesto. La impresentable es Santa Rosa.
Mesero: - No seás tan cruel, Betito. Además, fijate que estará muy impresentable pero Alberto y Cristina eligieron venir acá para el 17 de octubre.

Beto Desuque: - Eso es todo un gesto, ya lo dijimos. Y lo tenemos muy encima al gran acto. Veremos cómo anda la cosa.
Mesero: - No tendría que pasar nada raro, o nada malo. Digo...

Beto Desuque: - Ponele. Pero en ese caso no sé si a Leandro se le fue la palabra de la boca, o qué... pero el otro día, en vez de decir que va a haber una multitud, que va a haber un tremendo movimiento, lo que dijo fue: “Va a ser un caos”. Me quedó picando la expresión.
Mesero: - Bueno... es una forma de decir que va a estar todo movilizado y conmovido.

Beto Desuque: - Ponele. Pero como forma de decir, la verdad, también es impresentable.

(El popularísimo vecino santarroseño, que se las da de presentable, conversando con su mozo predilecto en el céntrico bar-restaurante de la calle Pellegrini, por donde pasa cada día a charlar asuntos charlables, desde el fulbito y hasta la más profunda filosofía, pasando por politiquerías vernáculas y no tanto)

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20