Entre Pocillos: Cada cual atiende su juego

8a

Beto Desuque: - Buenas, buenas, bueeeenasss... ¿qué tal, qué tal, qué tal? ¿Cómo anda la cosa por acá, qué se dice, qué se cuenta?
Mesero: - Hoooola, Betito querido y del alma. Betito de América, nomás. ¿Qué contás vos?

Beto Desuque: - Y acá andamos. Recorriendo el espinel, como siempre los domingos a esta hora. Ya invernales.
Mesero: - Tal cual. Arrancó el invierno, nomás, y hay que pasarlo.

Beto Desuque: - Ponele. Pero ya te dije: lo bueno es que el día más corto ya pasó. De ahora en más empieza la cuenta regresiva hacia la mejor época...
Mesero: - ¿Vos decís? ¿Me estás hablando de política? Je.

Beto Desuque: - Je. Veremos.
Mesero: - Te digo que como viene la mano, mejor hablar de política que de fútbol, eh...

Beto Desuque: - Uy, ni me digás... ¡qué Selección tan opaca, por favor!
Mesero: - No dan pie con bola.

Beto Desuque: - Ponele. Yo no sé cómo terminará la historia, porque el fútbol a veces es tan mentiroso que estos pueden salir campeones de América... pero te hablo de otra cosa: no juegan a nada y no quieren jugar a nada.
Mesero: - Digamos que no se entienden mucho ni los planteos, ni los cambios...

Beto Desuque: - Pero peor que eso: el equipo no tiene identidad, no tiene estilo. No se sabe qué hace, no transmite nada. Nos la vamos a pasar renegando si seguimos con este tema.
Mesero: - Vos decís que, en cambio, en la política se percibe más la identidad de los que juegan...

Beto Desuque: - Y ponele, mirá. Ahora que están acomodados los candidatos, ya se sabe para qué lado patea cada cual, por lo menos... nadie puede decir que si te ofrecen una fórmula con Macri y Pichetto de eso va a salir una revolución izquierdista, ¿no?
Mesero: - Jajajaja. Y no.

Beto Desuque: - Más vale que en la política siempre hay grises, acuerdos, consensos, conversaciones y vaivenes. Pero en este caso me parece que ya no corre lo del 2015, cuando hubo gente que decía que no sabía bien a quién votaba, o lo que iba a hacer...
Mesero: - ¿Vos decís? Mirá que esa excusa es eterna, eh...

Beto Desuque: - Ponele. Pero bué.
Mesero: - Los que de verdad no son taaaaan conocidos son los candidatos que se buscó el peronismo acá, ¿no?

Beto Desuque: - Y... no son de los más rankeados, pero bué... digamos que para el promedio generalizado de la política vernácula son jóvenes...
Mesero: - Eso sí, ponele.

Beto Desuque: - Pérez Araujo, el candidato a diputado nacional, ha ido subiendo bastante el perfil en todos estos años. Con el tema del Atuel, o de la pelea judicial de varias cosas, ha picado arriba como procurador general...
Mesero: - Sí, sí, claro. Ha tenido sus espacios mediáticos y todo. Igual no me lo imaginaba.

Beto Desuque: - Eran poco previsibles los nombres, la verdad. En la danza previa sonó cada uno que mejor ni recordar, mirá...
Mesero: - Lo que está claro es que lo eligió Verna, ¿no?

Beto Desuque: - ¡Je! ¿¡Y qué te parece?! Esta vez hubo otro dedazo. La novedad es que en el armado esta vez el Barba no le tiró ni un hueso al marinismo. Prefirió acomodar los tantos con Cristina, me parece.
Mesero: - Cierto. No quedó nada para Convergencia.

Beto Desuque: - Habrá que ver qué es del futuro de Convergencia, che... está media opacada como línea interna. Pero bueno... la política va y viene, ponele.
Mesero: - Nunca digás nunca.

Beto Desuque: - Más vale: nadie muere en la víspera. Lo que te decía de Pérez Araujo es que es futbolero a muerte. Además de ser el DT de General Campos es muy fana de Independiente, como el gobernador... capaz hasta lo eligió por eso, jejeje...
Mesero: - Ah, mirá...

Beto Desuque: - O sea... una gran macana para el tipo: si le gusta tanto el fútbol ya se tiene que hacer a la idea que el 10 de diciembre deja de dirigir al equipo. Porque tiene la banca asegurada.
Mesero: - Ah, claro. Che, ¿y de la piba que lo acompaña qué sabés?

Beto Desuque: - Poco y nada, como la mayoría. Es muy joven, por lo visto, tiene 31 años. Es de Rancul, como para compensar el asunto de que Pérez Araujo es del sur... y después no mucho más, que es abogada de La Cámpora y eso. Obviamente metió la mano Cristina.
Mesero: - Es una especie de imitación de la fórmula nacional, decís...

Beto Desuque: - Ponele. Un tipo al frente, peronista de siempre, antimacrista, con un perfil que permite el diálogo con otros sectores; y atrás una mujer del kirchnerismo, impulsando la juventud desde ese sector, en fin...
Mesero: - Vos decís que gana el peronismo fácil en La Pampa, ¿no?

Beto Desuque: - Más bien diría que ya ganó el peronismo, fácil, el 19 de mayo. No va a ser una elección calcada, más vale, son otros nombres y son distintas las cosas que se ponen en juego. Pero va a ser la referencia más parecida.
Mesero: - ¿Y de Cambiemos qué me decís?

Beto Desuque: - Noooo... no les digás así, che, que ahora no les gusta ser Cambiemos.
Mesero: - Pero si les encantaba el nombre...

Beto Desuque: - Sí, bueno. Pero se ve que el odio venció al amor. Ya no les gusta más.
Mesero: - Pero te decía... ¿cómo vivís estos dimes y diretes del radicalismo?

Beto Desuque: - Y... viste que a ellos el tema de la interna los vuelve locos... es lo que más les gusta. Como si supieran que en las generales no pueden ganar, ponen en eso toda la libido. Entonces cada vez que llega un momento de presentar listas entran en efervescencia, jajajaja...
Mesero: - Pero al final terminaron arreglando, che.<BF>

Beto Desuque: - Y sí, se ve que primó el miedo un poco. Ya se la mandaron mal en 2017, así que esta vez abrieron el paraguas. Martincito habrá quedado chocho, pero lo hicieron sufrir, eh...
Mesero: - También tiene la banca asegurada.

Beto Desuque: - Más vale. Al final, tienen razón los del Gobierno Nacional que quieren suspender las PASO. Ya ni sentido tienen. Je.
Mesero: - ¿Pero eso es de verdad una intención?

Beto Desuque: - Mirá... me parece que en este contexto si a los macristas les preguntás, te suspenden todas las elecciones: las PASO, la primera vuelta, la segunda... si fuera por ellos, que definan Clarín y el FMI.

(El popularísimo vecino santarroseño, dialogando en la mañana de ayer con su mozo predilecto, en el bar-restaurante de la calle Pellegrini: fútbol, política y otras menudencias)

Temas en esta nota: