Entre Pocillos: Tras un manto de neblina

8a

Beto Desuque: - Buenas, buenas, bueeeeenaasss... ¿qué tal, qué tal, qué tal? ¿Cómo anda la cosa por acá, qué se cuenta, qué se dice? ¡Salud a la barra!
Mesero: - Hooola, Betito... ¿cómo andás, todo bien?

Beto Desuque: - Ponele. Pero de fútbol mejor ni hablar.
Mesero: - ¡Epa! ¿Tan rendido estás?

Beto Desuque: - No es rendido... ¡es peor! Es como falto de entusiasmo... no entiendo al equipo.
Mesero: - Y... no es el mejor, digamos.

Beto Desuque: - No es el mejor equipo de los últimos 50 años. Je. Funciona parecido, te digo...
Mesero: - Ya te me fuiste para el lado de la politiquería...

Beto Desuque: - Ponele. Pero sabés que ese tema me tira más que una yunta de bueyes...
Mesero: - Bué.

Beto Desuque: - ¿Bué qué?
Mesero: - Qué metáfora. Un poco desubicada, Beto...

Beto Desuque: - No sé si desubicada. Pero las tribunas están para usarlas...
Mesero: - ...

Beto Desuque: - ¿Qué me mirás así?
Mesero: - No, digo... ¿qué tienen que ver las tribunas?

Beto Desuque: - No sé, pero soy de la escuela de Gabriel Gregoire, ¿entendés?
Mesero: - Aaaaajajajajaaa... ¡ahora sí que entiendo!

Beto Desuque: - En estas mesas, en este bar, se está eligiendo entre el mozo o La Cámpora, entre el cliente o La Cámpora, entre pagar impuestos o La Cámpora...
Mesero: - Bueno, bueno... ya se entendió, pero pará un poquito.

Beto Desuque: - ¡Pero es increíble la fijación de este muchacho! De él y de quienes lo mandan, o lo acompañan y los tantos otros enrolados en la misma suerte...
Mesero: - Son ellos o La Cámpora. Je.

Beto Desuque: - Sí. No solo pasa acá, más vale. Ocurre en todo el país, me parece. Pero compran muy fácil el discurso de los “grandes periodistas”...
Mesero: - Si vos decís...

Beto Desuque: - Digo que es un discurso de odio, que derrama... La Pampa no es una isla. Y se ve que Santa Rosa tampoco es una isla, como Malvinas...
Mesero: - Y no.

Beto Desuque: - Pero en serio... mirá que a La Cámpora hay muchas cosas para decirle, ponele, pero casi todos se quejan de su soberbia, de su supuesto fanatismo... bueno, esta muchachada que quiere sacudir a La Cámpora termina criticando desde el mismo lugar: soberbia, fanatismo... ¡y desubicación!
Mesero: - La verdad es que no era el mejor lugar para andar haciendo propaganda política...

Beto Desuque: - De verdad que te terminás preguntando si es de zonzo nomás, o si le dieron un consejo al estilo de La Gran Durán Barba. Pero mirá si será un mocazo que hasta los correligionarios salieron a cruzarlo a Gregoire.
Mesero: - Es que... Beto, hasta yo me doy cuenta de que no se puede aprovechar un discurso de Malvinas, tan luego de Malvinas, para hacer campaña...

Beto Desuque: - Y la verdad es que Gregoire tuvo suerte. Tiene que agradecer que no le dejaron terminar el discurso...
Mesero: - ¿Por qué decís?

Beto Desuque: - Porque después lo subió en Facebook, como si estuviera orgulloso, y pude leer que las desubicaciones eran en serie...
Mesero: - ¿Sí?

Beto Desuque: - ¡Ni hablar! Se metía con cosas que nada que ver, te diría que puteríos baratos, acusaciones paranoicas, mencionaba a gente con nombre y apellido diciendo que le ponen palos en la rueda... Un papelón.
Mesero: - ¿Y el intendente qué hará, qué pensará?

Beto Desuque: - Ah, eso es lo mejor... lo bueno es que en medio de toda esta bruma de sus funcionarios, en medio del manto de neblina que no es Malvinas sino la ceguera de la gestión, Altolaguirre la tiene clarísima...
Mesero: - ¿Lo estás diciendo en serio, o irónicamente?

Beto Desuque: - ¿Y a vos qué te parece?
Mesero: - Me parece que es irónicamente.

Beto Desuque: - Ponele. Sí, es irónico: Altolaguirre no hizo nada, ¿qué va a ser? Le tendría que meter una patada voladora, pero en medio de la campaña se queda sin gente que lo defienda. Y además, ¿¡quién le va a aceptar el cargo?!
Mesero: - Ah, es un detalle que no había tenido en cuenta...

Beto Desuque: - A lo mejor Gregoire sí lo tuvo en cuenta y pensó: “Y bueno... ya que nadie me va a querer reemplazar me hago un discurso más desubicado que aceituna en pan dulce.
Mesero: - O que inodoro en el pasillo.

Beto Desuque: - O que Adán en el Día de la Madre.
Mesero: - O que un payaso en un cementerio.

Beto Desuque: - Bueno... cortemoslá acá porque vamos a caer en la típica del chupete...
Mesero: - Je.

Beto Desuque: - Y no digo Chupete por De la Rúa...
Mesero: - No, claro.

Beto Desuque: - Elijan: Chupete o La Cámpora.
Mesero: - Porque estaba pensando, además que eso de “Santa Rosa o La Cámpora”, o “La Pampa o La Cámpora”, es viejo, ya se dijo...

Beto Desuque: - Y sí. Es una mala copia de la campaña vernista de 2015. Con la diferencia de que era otro tiempo. Otro momento, en fin...
Mesero: - Me imagino la bronca y la indignación que habrán sentido los veteranos de Malvinas con todo esto...

Beto Desuque: - ¿¡Y qué te parece?! Tener que escuchar semejante sarta de barbaridades... encima pretendían compararlo con lo que dijo Fernanda Alonso.
Mesero: - ¿Qué dijo?

Beto Desuque: - Ella hizo el discurso en Pico y cuestionó a Macri. Pero cuestionó sus políticas presidenciales, su tendencia a debilitar la soberanía... no es que se puso a hacer campaña, o actividad proselitista... cuestionó políticas o no políticas de Estado. Es otra cosa. Bah, es lo que pienso yo.
Mesero: - Está bien, Beto, si vos decís...

Beto Desuque: - ¡Manso problema el de estos radichetas de la Municipalidad con Malvinas, che!
Mesero: - Cierto.

Beto Desuque: - Y no lo digo solo por este acto...
Mesero: - ¿Por qué más?

Beto Desuque: - Y... durante toda la gestión si un problema tuvieron... ¿en qué barrio fue?
Mesero: - Eh... varios, no sé... ¡Butaló!

Beto Desuque: - Ese es uno, sí... pero me parece que en el ranking le sigue... ¡Malvinas Argentinas! Se ve que Altolaguirre y sus correligionarios tienen un problemita con el asunto...

(El popularísimo vecino santarroseño, dialogando en la dominical mañana de ayer con su mozo predilecto, en el bar-restaurante de la calle Pellegrini: está claro que Santa Rosa no es una isla)

Temas en esta nota: