Entre Pocillos: No bajan el copete

8A

Beto Desuque: - Buenas, buenas, bueeeenaasss... ¿qué tal, qué tal, qué tal? ¿Cómo anda la cosa por acá? ¡Salú a la barra! ¿Qué se cuenta, qué se dice por acá?
Mesero: - Hoooola, Betito querido y del alma, ¿cómo estás, “papurri”, todo bien?

Beto Desuque: - Ponele. Además, ¿qué gano con quejarme?
Mesero: - En eso tenés razón. Pero también es divertido escucharte un poco quejoso, no te voy a mentir...

Beto Desuque: - Je. Después me hacés la fama de llorón...
Mesero: - Hazte la fama y échate a dormir...

Beto Desuque: - ¡Qué bien te sale ese refrán! Aparte te hace parecer bien español... digo, ¿no lo pensaste? Sería un problema si habláramos argentino, y los peruanos peruano, y los bolivianos boliviano...
Mesero: - Jajaja... ¿qué te hacés el gato?

Beto Desuque: - Imposible. Ni queriendo. Todas las semanas se manda alguna el Mauricio éste... primero sobre su padre, después con eso de que está “caliente”, con lo de que “hay que remarla”, más tarde con lo del congreso de la lengua...
Mesero: - Está “on fire”.

Beto Desuque: - “On fire” está el país, Fabio...
Mesero: - Bueno, sí, ni hablar... pero no te pongás así de serio que me hacés sentir culpable si hago chistes con el asunto...

Beto Desuque: - Nah, no es para tanto. Culpables se tendrían que sentir ellos. Que encima también nos tratan como si fuéramos el público de una comedia. “Estoy caliente, estoy caliente”, dice el presidente. Dejate de joder.
Mesero: - Y bueno... ¡está caliente!

Beto Desuque: - El que está caliente, según parece, es Poli Altolaguirre...
Mesero: - Uy, sí, ¡salió con los tapones de punta!

Beto Desuque: - Digamos que le quiso bajar el Copete a Di Nápoli... pero como viene la mano, no le va a resultar nada fácil. Digo... me parece que aprietan el acelerador y se exacerba la campaña ahora...
Mesero: - El Poli no se aguantó la crítica.

Beto Desuque: - Claro. Salió de patada voladora a tirarle con La Cámpora por la cabeza...
Mesero: - Sí, lo escuché y lo leí: le tiró con el kirchnerismo en pleno, digamos.

Beto Desuque: - O con el cristinismo. Bah, en realidad copió lo que alguna vez dijo Verna, pero adaptado: en vez de “La Pampa o La Cámpora”, lanzó el slogan “Santa Rosa o La Cámpora”.
Mesero: - Picante.

Beto Desuque: - Ponele. Pero no sé si es momento para eso. Qué sé yo... es como anacrónico... igual, será lo que piensa Poli. Me dio un poco de risa que después cuando le preguntaron si él y su hermano son macristas, dijo que no había que hablar de lo nacional, sino de la ciudad...
Mesero: - Nadie quiere quedar pegadito a Mauricio.

Beto Desuque: - Lo tratan como si tuviera lepra, pobre.
Mesero: - ¿Pobre?

Beto Desuque: - Bueno, no, tenés razón: nada de pobre. En el caso de Macri sí que se da lo prometido: pobreza, cero. Je.
Mesero: - Lo que me sorprendió es que al Copete Di Nápoli, en vez de contestarle Leandro, salió a responderle Poli...

Beto Desuque: - Y bueno, es el hermano. Ya lo dice el Martín Fierro: si entre hermanos pelean, los devoran los de afuera. Así que respetan la ley primera y tienen unión verdadera... Je.
Mesero: - Si vos lo decís...

Beto Desuque: - Sería más o menos lo que está pasando en el otro campamento, nada más que en vez de hablar de hermanos que no pelean se refieren a “los muchachos” que “todos unidos triunfaremos”.
Mesero: - ¿Pero por qué no contesta Leandro y sí Poli?

Beto Desuque: - ¡Y andá a saber! Capaz que hay también asuntos familiares... no te olvides que Copete Di Nápoli es hijo del Copete Di Nápoli original, que era bien radicheta y hasta fue candidato a gobernador. Su mamá fue también dirigente del radicalismo, muy reconocida, María del Carmen Campos.
Mesero: - Vos decís que pueden tener cuentas pendientes de los tiempos de boina blanca...

Beto Desuque: - Ponele. Y después también se puede especular con que se verduguean también con la indiferencia...
Mesero: - ¿Cómo sería eso?

Beto Desuque: - Claro, algo así: Copete critica a Leandro y en vez de que le responda el intendente, lo cruza el hermano... y a su vez Copete tampoco le responde a Poli, sino que le manda al “Ruso” Christensen...
Mesero: - Va descendiendo la jerarquía, decís...

Beto Desuque: - Algo así. Antes se decía que esas estrategias terminan en cuzcos garroneros ladrándole al más capo del barrio... pero bueno...
Mesero: - ¿Y Christensen qué dijo?

Beto Desuque: - Y... le tiró con otra tradición. Si el Poli está caliente como Macri, el Ruso le mandó a decir que está “nervioso”, igual que Néstor le advertía a Clarín... Je.
Mesero: - Así que vos decís que no van a bajar el copete...

Beto Desuque: - No van a bajar el copete. Y además porque saben que tienen que polarizar... me parece que es un hecho que en la ciudad la elección de mayo va a estar pareja y será palo y palo.
Mesero: - Sí, claro.

Beto Desuque: - Cuando llegue el día, no sé si va a haber muchos votos para los otros candidatos... ¡hay 6 postulantes más!
Mesero: - Pero la grieta es más fuerte.

Beto Desuque: - Sí. La “avenida del medio”, que alguna vez alguien presentó como tan “ancha”, me parece que es más finita que una ciclovía...

(El popularísimo vecino santarroseño, dialogando con su mozo predilecto en el bar-restaurante de la calle Pellegrini, por donde pasa cada día a conversar de asuntos profundos y triviales, deportivos, politiqueros y costumbristas)

Temas en esta nota: