Otro “tapón” cerca del Meridiano V: "lo hicieron desde Buenos Aires"

La situación provocó un significativo ascenso de una laguna al norte de la localidad pampeana de Bernardo Larroude, que constituye una amenaza para esa población. Lo eliminaron a pala y carretilla. El ingeniero Mangas tiene sus sospechas: "alguien lo hizo en forma intencional desde Buenos Aires...en forma pública o privada", deslizó en diálogo con El Diario.

El canal que permite la circulación de agua de lluvias y escurrimiento proveniente de Córdoba hacia el curso natural del Río V, apareció este sábado con un "tapón" importante en el límite con La Pampa y en cercanías Meridiano V, en proximidades de la localidad bonaerense de Banderaló. "Lo hicieron desde Buenos Aires...alguien lo hizo en firma intencional edsde Buenos Aires, en forma pública o privada", denunció este domingo en diálogo con El Diario el ingeniero de la Administración Provincial del Egua, Eduardo Mangas.

El "tapón" provocó un significativo ascenso de una laguna al norte de Larroude, lo que constituye una amenaza para esa población.

Equipos técnicos de la Administración Provincial del Agua advirtieron la presencia del "tapón" este sábado, y ante la imposibilidad de acceso a maquinaria pesada por "falta de piso", la limpieza del canal la realizó a pala y carretilla un grupo de operarios. Ahora, la situación comenzó a “normalizarse”.

"Contratamos una empresa de Pico....fue una tarde entera de trabajo de cuatro personas", destacó Mangas. El ingeniero, además de supervisor de obras en APA, es representante del Ministerio de Obras Públicas de la provincia en un comité de emergencia para obrs hídricas. 

"Acá hay una gran picardía...el tapón está hecho sobre el canal en el límite entre Córdoba y La Pampa, unos 2.000 metros antes de llegar al Meridiano V...a unos 500 metros de Banderaló. Justo en un camino que divide La Pampa de Córdoba", apuntó Mangas.

Y destacó: "esto lo descrubrimos porque permanentemente estamos monitoreando la zona...ya hemos destapado 17 tubos de alcantarillas. Esto tiene que ver con la forma de razonar que tienen en Buenos Aires. Ellos creen que el agua que entra a La Pampa desde otra provincia se la tiene que quedar La Pampa, cuando no es así...estamos hablando de un escurrimiendo por pendiente, casi natural", resaltó.

El caso trajo a la memoria los enfrentamientos ocurridos a principios de 2017, cuando un grupo de pobladores intentó impedir el paso de los equipos que eliminaron los tapones de las alcantarillas que -con la complicidad de funcionarios bonaerenses- habían construído.

- ¿La Pampa va a iniciar alguna situación judicial por esto?, le consultó este diario a Mangas.

- Lo que pasa es que no tiene mucho sentido...no hay alguien a quién culpar en forma personal más allá de las fundadas sospechas que tenemos. Lo único que nos queda es estar atentos para que no nos hagan este tipo de cosas.

rio V1

Temas en esta nota: