Mendoza insiste con el fracking en el Río Atuel

La empresa El Trébol ya hizo oficial el pedido, a partir de un decreto del gobierno mendocino que reglamenta la actividad.

El Gobierno de Mendoza sigue avanzando en el uso inconsulto del Río Atuel y desconociendo la interprovincialidad del mismo. Ahora, están avanzando en un proyecto privado para directamente hacer fracking en una zona de Malargüe por donde pasa el río.

Según informó el portal MDZol, le dieron luz verde a un proyecto para la explotación no convencioanl, a través de la fractura hidráulica, en el área petrolera que también se denomina Río Atuel. Antes, solo se había autorizado a realizar fracking en el área Puesto Rojas, también en Malargüe, donde se hicieron las pruebas piloto.

La Dirección de Protección Ambiental de esa provincia autorizó el inicio de la evaluación ambiental del proyecto para hacer fracking en dos pozos, presentado por la empresa El Trébol, la misma que ejecutó el plan en Puesto Rojas.

La empresa ya hizo oficial el pedido, con la documentación que exige el decreto que reglamenta la fractura hidráulica en Mendoza. Una de las claves en ese sentido es explicar el volumen de agua que se va a usar, el origen de ese recurso y garantizar que no se afecten los acuíferos. Pero esa zona es parte de la cuencia del Atuel, un río sobre el que hay una disputa judicial sin resolverse entre ambas provincias, aunque Mendoza -con la anuencia del Gobierno nacional- lo explota a su antojo.

“La empresa ha dado cumplimiento al decreto N° 248/18, para pozos a perforar y presenta las declaraciones Juradas sobre volúmenes de agua a utilizar y no afectación de acuíferos, como asimismo Póliza de seguro. Analizada la información presentada por la Empresa, se considera que se está en condiciones de comenzar con el procedimiento de evaluación ambiental”, asegura la resolución gubernamental.

La Universidad Nacional de Cuyo hará el dictamen técnico, pero deben pedir informes sectoriales al Departamento General de Irrigación y la Municipalidad de Malargüe.

La misma empresa, además, pidió ampliar los trabajos en Puesto Rojas, donde buscan realizar fractura hidráulica en seis pozos más. En esa zona es donde El Trébol comenzó con las pruebas piloto y el desarrollo del fracking en Mendoza. En ese caso lo ejecuta en pozos que habían sido explotados de manera convencional y ejecutaron la fractura hidráulica para que produzcan nuevamente.

Durante el año pasado, La Pampa pidió en la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior información sobre el fracking que hace Mendoza en la cuenca. Fue a partir de que una ONG ambientalista de Mendoza, Ecoleaks, dio a conocer un informe secreto del Departamento de Irrigación de Mendoza que confirma que la extracción de petróleo por fracking en Malargüe estaba contaminando el agua de la cuenca.

Según el científico Esteban Servat, perteneciente a esa organización, dos informes, uno perteneciente al Departamento General de Irrigación, y otro de la Universidad Nacional de Cuyo, daban cuenta de que “los niveles de hidrocarburos en las napas de agua son de hasta cuatro veces mayor de lo permitido”, lo que confirma que el agua se había contaminado por pozos petroleros donde se estaba realizando la actividad.

Temas en esta nota: