Catriló: hallaron un caracol gigante africano

Vecinos del Plan 3000 de la localidad de Catriló encontraron sobre la calle Belgrano un Achatina fulica, más conocido como caracol gigante africano.

La especie está catalogada por el SENASA como una de las 100 plagas agrícolas más perjudiciales del mundo. Desde el organismo advirtieron que además del impacto que puede ocasionar sobre la agricultura y la fauna de caracoles nativos, también puede transmitir parásitos perjudiciales para las personas.

En noviembre pasado, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) denunció que había detectado y confirmado la presencia de estos ejemplares de moluscos en la ciudad de Corrientes. En octubre pasado se iniciaron las actividades de monitoreo del Sistema Nacional de Prevención, Monitoreo y Control del Caracol Gigante Africano, implementado por la Dirección Nacional de Protección Vegetal (DNPV) y el Centro Regional Corrientes-Misiones del SENASA, a partir de una sospecha de la presencia de esta especie en la capital correntina.

Ante la mínima duda de presencia del caracol, es necesario ponerse en contacto con el SENASA para que personal técnico efectúe las verificaciones correspondientes.

Debido a que este caracol puede afectar la salud de las personas, el SENASA recomienda no tocar ni comer los caracoles; si se los toca, lavarse inmediatamente las manos; al igual que si se tocan superficies que pueden haber estado expuestas a su baba; evitar el contacto con la baba del caracol, especialmente en ojos, nariz y boca; lavar con agua potable las verduras porque pueden haber estado expuestas a su baba, entre otras.

En caso de hallarlos, tomarlos con guantes impermeables (látex), colocarlos en una bolsa, aplastarlos y enterrarlos, o introducirlos en un recipiente con dos partes de agua y una de cloro. Los guantes también deben ser enterrados o quemados.

Foto: FM Fusión.

Temas en esta nota: