Cambio de estrategia: médicos acusados decidieron declarar

Se hace el segundo juicio contra Fanjul y Pasaman. Están acusados por "homicidio culposo" porque -según la Fiscalía- no adoptaron los recaudados mínimos de cuidado para con la paciente.

General Pico (Agencia) - Comenzó ayer el segundo juicio por “homicidio culposo” contra los médicos Carlos Eduardo Fanjul y Ricardo Andrés Pasaman quienes, aconsejados por sus defensores, en la primera jornada de debate decidieron prestar declaración ante el nuevo juez de debate, Marcelo Pagano.

Con la presencia de profesionales del medio y familiares de la víctima, Ana Belén Ceballos dio inicio ayer el segundo juicio ordenado por el Tribunal de Impugnación Penal, organismo que en abril del corriente año anuló la sentencia de Carlos Pellegrino.

La fiscala Ivana Hernández y el querellante, Jorge Salamone, en sus alegatos de apertura reiteraron básicamente la acusación contra los galenos de Santa Rosa y Pico, quienes intervinieron en la atención de la paciente fallecida el 29 de septiembre de 2011 en el Instituto Favaloro de Buenos Aires.

Fiscalía y Querella reiteraron la acusación por “homicidio culposo”, por entender que ambos profesionales no adoptaron los recaudados mínimos de cuidado para con la paciente.

En ese sentido recordaron que Fanjul el 24 de agosto de 2011 realizó a Ceballos una endoscopía en el Sanatario Santa Rosa, donde supuestamente se perforó el duodeno de la paciente. Esa misma tarde Ceballos viajó a su ciudad, General Pico, pero en horas de la tarde debió ser internada en Clínica Argentina por fuertes dolores y la recibió el mismo profesional que la había derivado.

El día 25 la revisó el doctor Pasaman y el día 29 recibió el alta médica, pero al día siguiente debió regresar a la Clínica y fue intervenida el 31 de agosto, donde el médico piquense en una cirugía exploratoria le detecta líquido en el abdomen. El mismo día fue trasladada a Buenos Aires, donde falleció el 29 de septiembre producto de una falla multiorgánica.

Tras el alegato de partes, el juez Pagano consultó a los médicos acusados si querían prestar declaración y ambos accedieron. Pasaman fue retirado de la sala y el primero en hacerlo por más de una hora y media- fue Fanjul.

Durante su extensa alocución, el médico santarroseño mostró el equipo con el cual realiza las endoscopías y explicó su funcionamiento. Remarcó que no hubo perforación porque el aparato infla el intestino antes y, de haber ocurrido, se habría detectado la inflamación del abdomen. Citó, a modo de ejemplo, el caso de la periodista Débora Pérez Volpin.

También destacó que el equipo no tiene extremos que puedan lastimar, sino que posee una punta roma. Y descartó que las escaras detectadas en la autopsia correspondan a una perforación, sino a segregaciones del páncreas.

Luego de la declaración del galeno capitalino, ingresó el doctor Pasaman y también declaró extensamente, apoyándose sobre imágenes reproducidas en la sala, algunas de ellas con registros y documentación elaborada por el propio profesional.

Temas en esta nota: