Las ventas de cerveza artesanal pampeana se desplomaron al 8%

Los cuatro fábricas pampeanas más importantes buscarán afrontar la crisis comenzando a comercializar en latas. La reconversión llevaría dos meses. "Nos estamos fundiendo", dijo uno de los productores locales.

Las ventas de las cuatro fábricas de cerveza artesanal más importantes de la provincia se desplomaron a un 8% del total que comercializaban antes de que se impusiera la cuarentena por la pandemia del coronavirus. "Nos estamos fundiendo", dijo uno de los productores más pesimistas, o realistas, según él prefirió definirse.

La mayoría de las ventas se canalizaba a través de barriles en bares de las principales ciudades y localidades pampeanas. Como los negocios gastronómicos están cerrados desde hace dos meses, las ventas cayeron a pique. Un empleado despedido de unas de las cervecerías se arriesgó a emprender el enlatado de la producción y ya acordó con las cuatro fábricas para trabajar en conjunto.

Una de las fábricas, Nuevo Origen, de Ataliva Roca, levantó eun local de recarga que explotaba desde hace unos años en la capital pampeana, aunque se pueden hacer pedidos. Otra marca, Meridiano Quinto, mantiene el bar Bruselas en Santa Rosa, con diez empleados, y en los próximos días abrirá sus puertas para delivery o entregar pedidos. India Bonita ya comercializa en botellas. La Compañía Cervecera de Rancul se sumará al emprendimiento para vender en latas.

"Una situación crítica"


“La situación es crítica”, explicó Fernando Hernández, uno de los tres socios de la fábrica de Jacinto Arauz, Meridiano Quinto. El joven empresario –tiene 37 años- contó que mantienen los diez puestos laborales del bar Bruselas en Santa Rosa, que cobran parte del salario con el programa de auxilio que lanzó el gobierno nacional, y que en los próximos días abrirán para entregar comida y cerveza por delivery o retiro de pedidos.

beer 2

“Teníamos orientada la producción al sector gastronómico, básicamente comercializábamos solo en barril, con recarga. Todos esos lugares están cerrados o funcionando con delivery, la caída en las ventas nos arrastró”, confió.

Las fábricas están exceptuadas de la cuarentena por pertenecer al sector alimenticio. Pero la posibilidad de colocar la producción se truncó. “A nivel nacional cayó un 90 por ciento la producción. Nosotros, particularmente, estamos por debajo de eso. Estamos en un 8 por ciento. No vendíamos ni en lata ni en botellas nosotros”, explicó.

Hernández contó que con otras tres fábricas pampeanas están trabajando en un proyecto para comenzar a comercializar la producción en latas para tener un nuevo canal de comercialización.

“Es una persona que está armando un emprendimiento y nos va a proveer el servicio de enlatado. Eso requiere una inversión que no la podemos hacer hoy. Un tercero lo está armando y apuntamos al mercado doméstico y también a salir a otras regiones de esa forma”, contó.

El empresario del sur provincial estimó que en dos meses podrían estar en la calle con las latas. “También estamos esperando que si en la provincia seguimos sin casos de coronavirus se vaya flexibilizando un poco la parte gastronómica. Eso sería lo que nos cambiaría un poco la ecuación, aunque sea de a poco, pero algo es mejor que cero”, aclaró.

beer 3

Hernández dijo que en otros países la cerveza artesanal se comercializa en botellas y latas, no tanto en barril. Por eso, dijo, la reconversión es un proyecto que ya analizaban desde antes de la pandemia.

“Nosotros no pedimos ayuda financiera porque somos tres socios y no tenemos empleados en la fábrica, la vamos sobrellevando”, contó.

En el caso del bar Bruselas, en Santa Rosa, solicitaron la ayuda del programa nacional que cubre parte de los sueldos de los diez empleados.

“El bar está cerrado, pero estamos trabajando para empezar a largar la modalidad de delivery y entrega. Son cosas que no hacíamos, nos estamos preparando para poder salir”, confió.

Finalmente, pidió que los pampeanos “tomen el compromiso de consumir local, apoyar a las pymes, porque las cervecerías artesanales tiene el 3% del mercado pero dan las mismas fuentes de trabajo que las cerveceras industriales”.

“Nos estamos fundiendo”

“Nos estamos fundiendo, no estamos preparados para esto”, dijo Gustavo Morales, uno de los tres socios de la fábrica de cerveza artesanal India Bonita, ubicada en la calle Delfín Gallo, de Santa Rosa. El último verano abrió un patio cervecero en el mismo lugar, por la temporada.

“Teníamos todo el volumen puesto en los bares. Están todos cerrados. Algunos dicen que soy pesimista, pero soy objetivo. Va a tardar mucho a que vuelva todo a como era antes. Este virus llegó para quedarse”, lamentó.

beer 4

Morales agregó que también se profundizará una crisis económica que conspira en contra de las chances de sobrevivir con el emprendimiento que inició hace tres años. “Estamos al 8 por ciento de lo que vendíamos. Tenemos stock de producción y de insumos para mantenernos un tiempo. Pero no sé cuánto, tenemos la ventaja de que no le debemos un peso a nadie. No me voy a endeudar si está todo cerrado y no hay una luz al final del túnel”, confesó.

“Estamos tratando de resistir, empezamos a vender en botellas y esperando para salir en latas en 45 días. Pero ¿cómo hacemos para vender en lata el mismo volumen?”, se preguntó.

Morales calculó que necesita vender diez mil litros de cerveza mensuales para cubrir la estructura de costos. “Menos de eso, empezamos a tambalear”, graficó. Unos días antes de la cuarentena habían avanzado con los papeles para contratar un empleado, pero debieron frenar ese propósito.

“Hace tres años, cuando empezamos, era un negocio brillante. Pero ahora es un negocio más. La cerveza más barata valía 3 dólares en ese momento y hoy vale 86 centavos. Perdimos rentabilidad en el camino”, reflejó.

“Si esto es inviable, tendremos que cerrar y vender las máquinas que podamos. Yo soy artesano hago cuchillos, ya volví a eso, será más fácil cerrar y algún día, cuando se vea una luz, volver”, acotó.

“Voy a quemar mis naves, pero sin endeudarme. Hasta ahí llego”, resumió.

“Reestructurando””

Por su parte, el dueño de la fábrica de cerveza artesanal Nuevo Origen, de Ataliva Roca, Marcelo Braga, prefirió no hablar con El Diario porque están “en un momento de reestrucutración de la empresa” y no tiene “las cosas claras”. Por lo pronto, levantaron el local de recarga que tenía la firma Santa Rosa, aunque continúan con entregas a pedido.

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20