Científica pampeana descubrió test para el coronavirus

General Pico (Agencia) - Una joven becaria del CONICET integra el grupo de científicos que descubrió un test capaz de identificar virus o bacterias en muy poco tiempo, entre ellos el coronavirus. La noticia rebotó en todo el país y ahora esperan inversiones privadas, que buscan en el extranjero, para producir el test portátil que, además, tiene un bajo costo comparado con los utilizados en otras enfermedades. “Es el famoso bueno, bonito y barato”, bromeó la joven licenciada.

Lucía Curti es de Caleufú, donde hizo la primaria y secundaria para luego instalarse en Pergamino, donde hizo la Licenciatura en Genética. Trabajó en el Hospital Italiana y una vez en el CONICET se asoció con otros científicos pero además junto a sus compañeros decidieron darle a los resultados de sus investigaciones una salida concreta, por lo que también buscaron a un economista que obtenga fondos.

El kit portátil que los científicos descubrieron para detectar en una hora el coronavirus, que ya lo habían probado con el dengue, no solo es una novedad de impacto mundial sino que también es de fácil utilización, no es necesario que lo manipule un científico, y es muy económico, entre 2 y 3 dólares por kit. Ahora, esperan que las gestiones de su socio tengan éxito para ponerlo a disposición masivamente, labor que también llevará su tiempo.

En diálogo con TVCO Noticias, Lucía Curti comentó que “con el equipo de investigación, que éramos Carla Giménez, hoy en día la directora científica Caspr Baiotech, el doctor Federico Pereyra Bonnet, que es mi director doctoral y era el jefe de grupo, surgió esta iniciativa de que nuestras investigaciones no quedaran en la mesada del laboratorio, que tenían que salir a la sociedad y causar impacto”.

Para plasmar esa idea apareció Franco Goytía, “que es un economista y emprendedor de negocios, con quien fundamos Caspr Baiotech, que es una startup, una empresa de base tecnológica en sus primeros pasos que necesita de capital inversor para funcionar en estas primeras etapas”.

Descubrimiento

La joven profesional pampeana explicó que el hallazgo científico se basa en “diagnóstico molecular, o sea que está basado en ir a buscar la huella genética patógena, en este caso un virus, por eso tan rápido y tan efectivo”.

Y agregó que “este kit, que es portátil, funciona a través de una tira reactiva, funciona como un test de embarazo, donde una línea es negativo y dos líneas es positivo, con lo cual eso evita que solo personal altamente calificado sea quien pueda realizar el test. Todo el mundo puede distinguir entre una línea y dos, por lo que eso facilita y democratiza mucho más el diagnóstico”. La muestra para que el kit detecte la enfermedad es saliva o esputo.

Lucía recordó que “venimos hace un año trabajando en esto y nuestro primer prototipo y el más fuerte que tenemos es el dengue, que logramos probarlo en humanos gracias a la colaboración de un laboratorio de Misiones, en Posadas. Pero esto va a la huella genética del patógeno, o sea que se puede utilizar para virus o bacterias mientras tenga o sepamos el código genético”.

Desde el momento en que se conoció el descubrimiento, un par de días, Lucía y sus compañeros científicos no paran de atender a medios periodísticos de todo el país, aunque el llamado que esperan aún no se concretó. “Todavía no hemos recibido contactos del exterior, pero no dudamos que los vaya a haber luego de que la noticia ya fuera levantada por portales extranjeros, que por lo menos alguien levante un teléfono y nos quiera conocer”, indicó.

Barato

El kit portátil para detectar el coronavirus no solo es rápido y sencillo para utilizar, sino que además es económico. “Estamos hablando de 2 a 3 dólares por muestra, mientras que en el caso del dengue cuesta entre 30 y 40 dólares por muestra”, señaló Curti. Y bromeó: “Sería el famoso bueno, bonito y barato”.

Explicó también que “estamos en una etapa de desarrollo, que si bien tuvimos algunas inversiones privadas, para que esto se consolide en un producto necesita mucha más inversión, sin dudas”.

Y comentó que “la idea es llegar a automatizar esto en un cartucho que sea descartable, donde solo entre la muestra por un lado y vos veás el resultado por otro lado en la tira reactiva, sin tener que manipular nada. Eso implica un desarrollo y una relación con ingenieros y demás profesionales del área”.

Lucía insistió en que “cuesta conseguir inversores, si bien parece un monto no tan alto, cuesta”. Pero confía en el trabajo de Franco Goytía, “que está en este momento en Estados Unidos tratando de conseguirlos”.

“Desde el equipo nos vemos con solidez y capaces de resolver un montón de cosas, por lo que esperamos que vengan las oportunidades”, concluyó la joven científica oriunda de Caleufú.

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20