Renunció el cura Padilla

La información fue confirmada este lunes a El Diario por el obispo Raúl Martín. “El padre presentó la renuncia el instituto este sábado, y además pidió un tiempo de licencia del oficio pastoral”, destacó el prelado santarroseño. Además, se refirió al caso del cura Pernini con algunas afirmaciones polémicas.

Acorralado por una denuncia de abuso sexual, por el cual la Justicia lo indagó y lo acusó formalmente el viernes pasado, el cura José Padilla presentó su dimisión. La información fue confirmada este lunes a El Diario por el obispo Raúl Martín. “El padre presentó la renuncia el Instituto (Comercial Nuestra Señora de Luján) este sábado, y además pidió un tiempo de licencia del oficio pastoral”, destacó.

El prelado santarroseño también confirmó que entre “hoy y mañana” la Iglesia Católica estará respondiendo el pedido de información solicitado por la Justicia. Padilla tuvo que presentarse ante el juez Alejandro Gilardenghi el viernes pasado. Lo hizo acompañado por su abogado Jorge Salamone. Se lo acusó y se lo investiga por “delito contra la integridad sexual agravado por ser miembro de un culto”.

La Justicia ya hizo un allanamiento en la iglesia Inmaculada Concepción y en el convento de Intendente Alvear, en el marco de la denuncia que radicó un joven oriundo de Santa Elena (Entre Ríos), acusando de abuso sexual a Padilla.

El hecho habría ocurrido cuando integraba la “Fraternidad de Belén”, una comunidad religiosa de capuchinos recoletos fundada por Padilla y de las más conservadoras dentro de la Iglesia Católica.

Padilla es una persona muy conocida e influyente dentro de la comunidad de Intendente Alvear. Hace 16 años que es el párroco de la localidad y su congregación maneja además un establecimiento educativo: el religioso es el representante legal del Instituto Comercial Nuestra Señora de Luján.

Días después de conocerse la denuncia pública, la agrupación Sororas Libertarias hizo una protesta en la localidad contra el cura. El viernes 8 de noviembre, antes de que se conociera que la denuncia sería formalmente realizada en la Justicia, le enviaron una nota al obispo Raúl Martín. Allí le reclamaron el apartamiento de Padilla “hasta tanto se resuelva la situación judicial”, advirtiendo que mientras tanto “la jerarquía católica hace oídos sordos”.

El caso Pernini

obispo

El obispo Martín también fue consultado por este diario sobre la denuncia a otro integrantes de la Iglesia Católica, el cura santarroseño Hugo Pernini.

“A Pernini se le hizo un proceso (dentro de la Iglesia Católica) desde hace un año, algo que incluso está canónicamente estipulado, por dichos de la supuesta víctima. Porque la supuesta víctima, tanto como la madre, tardaron en venir a dar el testimonio personal”, aclaró Martín desde un primer momento.

curita

“Apenas ellos hicieron la denuncia (ante el Obispado) nosotros comenzams el proceso...para ello se requiere un testimonio y todo lo hizo un canonista del Tribunal Diosesano de Buenos Aires. Siempre se hace así. Y una vez concluido se toma una medida, que fue la que tomé el 19 de noviembre”, agregó.

Y apuntó: “No hubo ninguna demora de la Iglesia como se dice, sino que la supuesta víctima no presentaba su testimonio. En la primera semana de noviembre, durante la Conferencia Episcopal yo mismo aproveché la situación y mandé a Roma el instructivo que había completado. Mi intervención protocolar fue separar al padre Pernini de su cargo”.

“Fue una decisión que tomamos antes de que actuara la Justicia...de hecho a nosotros nos sorprendió lo de la Justicia. Ese fin de semana era el último día que tenía (Pernini) para leer un comunicado para que lo compartiera con la comunidad, nadie nos avisó nada. Aunque parezcan cosas parecidas son muy distintas”, añadió.

“Yo al padre Pernini lo trasladé hace dos o tres años...hay que ser muy tonto (sic) para esconder a alquien, como dicen, en la parroquia de al lado. Hasta eso suena hueco (sic)...decir que la Iglesia esconde porque traslada”, sostuvo el obispo.

“Así como alguien habla a escondidas detrás de un nombre con afirmaciones que son muy discutibles....no es verdad que monseñor Poli no le dio bolilla (sic). No todo lo que dice la posible víctima tiene calidad de verdad”, deslizó.

- Por sus afirmaciones pareciera que no le cree al denunciante...lo trata insistentemente de “supuesta víctima”, se le hizo notar en la entrevista al obispo Martín.

- No es una cuestión de creer...es la Justicia. Esto por ahora es una denuncia...yo no me pongo a discutir en absoluto si hay culpabilidad o inocencia. Yo lo que pongo en discusión es lo otro...yo creo en la víctima y la Iglesia quiere acompañar a la víctima. Lo que pasa es que todo el acompañamiento desde hace un año parece desdecido a través de afirmaciones públicas. Nosotros no hemos terminado el proceso y la Justicia recién empezó. De ninguna manera dejo de creer en la víctima. Lo que digo es que no responde a cierta calidad de verdad. Nosotros queremos estar como nos dice el Papa al lado de la víctima aunque no la conozcamos. Queremos estar cerca creyendo en quien hace una denuncia. Si es importante la búsqueda de la verdad, expresemos la verdad...obremos todos con verdad.

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20