Banco Central: endurece su plan monetario contra la inflación

El presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Guido Sandleris, anunció que el organismo, después del dato de inflación de 3,8%, endurecerá su política monetaria.

En una conferencia de prensa realizada en el auditorio del Central, Sandleris definió que la meta de no incrementar la base monetaria (billetes en poder del público y depósitos en los bancos) se extenderá hasta fin de 2019. Inicialmente, el plan monetario acordado con el FMI, que comenzó su implementación en octubre de 2018, contemplaba ese objetivo únicamente hasta junio de este año.

Además, Sandleris confirmó que mantendrá como objetivo para todo el año el sobrecumplimiento de la meta de base monetaria -que la cantidad de dinero en la economía sea incluso menor al límite establecido por el plan monetario- de febrero.

Por otra parte, el economista indicó que se eliminó el ajuste estacional del 6% sobre la base monetaria planificado para junio, que al igual que diciembre son meses de mayor demanda de dinero por el cobro de aguinaldos. De esta manera, el Central busca evitar que una mayor cantidad de pesos circulando en el país pueda impactar sobre la inflación. En diciembre, el BCRA expandió la base monetaria a partir de este ajuste, y la inflación de enero trepó al 2,9%.

Con respecto al dólar, Sandleris definió que los límites de la banda de libre flotación para la divisa estadounidense ajustarán diariamente al 1,75% mensual durante el tercer trimestre del año, luego de que ese ritmo fue del 3% entre octubre y diciembre de 2018 y del 2% en el primer trimestre de este año.

La decisión acompaña una caída en las expectativas de inflación, que el Gobierno espera para los próximos meses.

"Esta inflación es frustrante. La vamos a bajar sin atajos", planteó Sandleris en su exposición, que ratifica que el ente monetario trabajará para contener la suba de precios, aun pagando el costo de un menor nivel de actividad económica.

"Sabemos cómo la inflación afecta a toda la población. El esquema monetario actual tiene como objetivo bajar la inflación permanentemente. Los procesos de desinflación llevan tiempo y requieren consistencia y perseverancia", agregó.

Tras el dato de inflación de 3,8% en febrero, Guido Sandleris, anunció medidas adicionales para el esquema monetario. "Resulta clave mantener la discplina monetaria", resumió.

El funcionario reconoció que "3,8% es una inflación demasiado alta" pero dijo que eso "no significa que el esquema no esté funcionando". Y agregó que "el esquema funciona y la inflación va a bajar este año" aunque reconoció que no le sorprende que muchos tomen sus declaraciones con escepticismo.

Sandleris dijo que no van a usar el "atajo" del atraso cambiario ni del congelamiento de precios regulados para bajar la inflación. Sobre las tarifas, aseguró que ya se hizo la mayor parte del esfuerzo que representa el sinceramiento.

Menos pesos

En primer lugar, el BCRA extendió el objetivo de crecimiento 0 de la base moneteria hasta fin de año. Anteriormente, el objetivo estaba planteado hasta junio.

Además, hizo permanente el sobrecumplimiento de la meta de base monetaria alcanzado en febrero, que fue de $ 41.000 millones (aproximadamente el 3% de la base monetaria).

Asimismo, eliminó el ajuste por estacionalidad de la base monetaria que estaba previsto para junio. En ese mes, por el pago de aguinaldos, suele haber mayor demanda de dinero y el plan original del BCRA era inyectar pesos adicionales, lo que ahora no hará.

Las bandas, más lentas

Con respecto al tipo de cambio, Sandleris anunció que la curva de la zona de no intervención será menos empinada. En el segundo trimestre, el piso y el techo de la zona se ajustará a un ritmo de 1,75% mensual.

En el último trimestre de 2018, cuando se puso en marcha el esquema monetario, el ajuste era a un ritmo de 3% mensual y entre enero y marzo, se redujo a 2%.

Consultado sobre por qué se modificó el ritmo de actualización de la zona, Sandlies afirmó que se toman varios factores en cuenta. Uno de ellos, es el tipo de cambio real. "A un ritmo de 1,75% en el segundo trimestre, estamos cómodos con el nivel de tipo de cambio real, aun en el piso de la zona de no intervención, porque está muy por arriba de los últimos años", argumentó.

Y admitió que el ritmo de actualización buscan dar una señal sobre inflacion: "La idea es dar una señal en ese sentido sobre las perspectivas del BCRA con respecto a los precios".

"Con estas medidas, la meta de base monetaria a fin de año pasa a ser 10% inferior a lo establecido originalmente", sentenció el titular del BCRA.

"Con el objetivo de favorecer la institucionalidad de nuestra poplítica monetaria, el Poder Ejecutivo va a enviar un proyecto de reforma de la Carta Orgánica", anunció Sandleris.

El presidente de la autoridad monetaria afirmó que el proyecto incluye dos cambios fundamentales. Por una lado, establece que el objetivo fundamental del BCRA es la estabilidad de precios.
Por otra parte, prohíbe que el organismo financie al Tesoro. Esto ya está sucediendo desde que se anunció el acuerdo con el FMI y se eliminaron los adelantos transitorios al Tesoro.

Temas en esta nota: