Cambiemos presiona para sancionar la ley corta de telecomunicaciones

Tendría dictamen el martes 13, con la firma de una parte del peronismo federal. Hasta ahora sólo hubo resistencia explícita de los tres diputados pampeanos, liderados por Ziliotto, que exigen “repartir la totalidad de las frecuencias de Arsat entre las provincias y no sólo el 20%”.

El Gobierno ya trazó la hoja de ruta para sancionar la ley corta de telecomunicaciones: intentará firmar dictamen el martes 13 y aprobarlo en la sesión del 21, para de esa manera cumplir con la primera parte de la regulación al mercado que más inversiones prometió.

La siguiente es la ley integral de telcos que Mauricio Macri prometió en la apertura de sesiones del 1 de marzo, pero nunca envió. Cambiemos espera tener el respaldo del peronismo federal, suficiente para llegar a la mayoría en el recinto, pero los conducidos por Pablo Kosiner recién se reunirán el miércoles para definir cómo seguir.

Este jueves, las asociaciones de medios van al Congreso a reclamar contra la ley que favorece a Google y a Facebook. La ley corta se dictaminará el martes 13 y el 21 irá al recinto.

“Hasta ahora sólo hubo resistencia explícita de los tres pampeanos, liderados por Sergio Ziliotto, que exige repartir la totalidad de las frecuencias de Arsat entre las provincias y no sólo el 20%. El resto del bloque ni siquiera leyó el proyecto, a excepción del presidente de la Comisión de Comunicaciones, Juan Brügge”, describió una nota del portal LaPolíticaOnline.

Con 108 votos propios, a Cambiemos le alcanza con 21 de los 33 diputados de Argentina Federal para aprobar la ley y confía en superar ese número. No negocia con el Frente Renovador y espera que al menos se abstenga.

La ley habilita a Telefónica y Claro a brindar televisión satelital, pero el Senado extendió el plazo hasta julio de 2020, cuando se largará la competencia de igual a igual con la flamante fusión Cablevisión-Telecom. Pero la empresa del Grupo Clarín presiona para poder vender empaquetados desde enero y sacar ventaja, con la excusa de haber sido la única compañía que invirtió en fibra óptica.

Las audiencias de comisión rara vez tuvieron quórum, ni siquiera cuando asistieron los ejecutivos de las principales empresas del sector. Y sólo el kirchnerismo anticipó su rechazo pleno a la ley.

Por otra parte, la Comisión de Comunicaciones se reunirá el jueves para recibir a representantes de asociaciones de medios y productoras periodísticas como Adepa, Arpa, Ata, Capif y Capit.

Se oponen a la ley que elimina responsabilidad a Google y Facebook por los contenidos que distribuyen, presentada por Federico Pinedo y aprobada en el Senado hace dos años.

El Gobierno está interesado en sancionarla pero si no lo consigue antes de fin de mes, el dictamen caduca y deberá volver a negociar en las dos Cámaras. Tarea difícil para un año electoral.

Temas en esta nota: