Máximo K y Massa se juntaron para chequear el quórum

Sergio Massa y Máximo Kirchner, futuros presidentes de la Cámara de Diputados y del bloque Todos, se reunieron para repasar la sesión preparatoria del miércoles en la que asumirá los electos el 27 de octubre, se elegirán autoridades y se definirá un criterio de reparto de las comisiones, pero aún ningún bloque tiene la mayoría del recinto asegurada. 

Fuentes cercanas a ambos informaron que la reunión sirvió además para sondear una posible agenda de leyes a tratar en diciembre y ratificar que habrá paridad de género en los cargos asignados al oficialismo. La cantidad de lugares que le toquen dependerá del acuerdo que el Frente Todos realice con la oposición para llegar al quórum, que por ahora no lo tienen garantizado.

Si bien el oficialismo podría ser el bloque más grande si adosa a los partidos provinciales como hizo en el Senado, sigue sin juntar aliados para llegar a la mayoría propia de 129. Le facilitaría las cosas una ruptura del PRO y la creación de un bancada dispuesta a colaborar con la luna de miel de Alberto Fernández.

En el macrismo ya aceptan que al menos tres diputados podrían pegar el portazo cuanto antes: el santacruceño Anontio Carambia, la tucumana Beatriz Ávila y el bonaerense Pablo Ansaloni, un dirigente de UATRE que asumió en 2017.

El sanjuanino Marcelo Orrego y el riojano Felipe Álvarez tendrían un bloque propio dentro de Juntos por el Cambio, una opción que el jefe del PRO Cristian Ritondo no le concede al grupo identificado con Emilio Monzó, liderado por el secretario del interior Sebastián García De Luca.

El actual titular de la Cámara baja recibió a Massa hace un mes, este jueves lanzó su espacio enfrentado a María Eugenia Vidal, pero sus diputados aún evalúan si conviene alejarse del PRO esta semana o esperar a marzo. Si se apuran, el tigrense podría permitirle la continuidad como secretaria administrativa a la monzoísta Florencia Romano, o a varios de su equipo.

El miércoles, Ansaloni y Ávila cenaron con el mendocino José Luis Ramón, que figuraba en el bloque Consenso Federal junto a los arribados o referenciados en Roberto Lavagna. Con su hijo Marco confirmado como jefe de Indec, Massa espera gestos del padre y el primero sería llamar a Alejandro "Topo" Rodríguez, el único "lavagnista puro" de la Cámara baja.

No la tiene fácil con su ex subordinada Graciela Camaño, la jefa de los 7 lavagnistas, interesada en armar un interbloque con los 4 diputados de Córdoba Federal, el bloque de Juan Schiaretti, con vocación de no dar quórum pero de discutir tema por tema. Quedaron en muy buena posición para negociar y hasta sondean a los chaqueños cercanos al gobernador Domingo Peppo, a la espera de una oferta para ser embajador en Paraguay.

En estas condiciones, Massa agendó el lunes una reunión para repasar la sesión preparatoria del miércoles con los referentes de Juntos para el Cambio, que son Ritondo, al jefe de la UCR Mario Negri y el de la Coalición Cívica Maximiliano Ferraro. Como anticipó LPO, el jefe del PRO le quiere pedir la mitad de las comisiones y si no lo consigue se negará a cederle al presidente de la Cámara la lapicera para llenar los casilleros. A nadie le sirve llegar tan lejos.

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20