Confirman prisión preventiva a diputada de Cambiemos

La Cámara Federal de Resistencia ratificó este martes la prisión preventiva de la diputada nacional de Cambiemos Aída Ayala en una causa en la que está procesada por lavado de dinero. La decisión se conoce luego de que la Cámara de Casación había anulado un pedido de prisión anterior.

La decisión la tomaron los camaristas Eduardo Belforte, María Delfina Denogens y Rocío Alcalá. Además de Ayala, la prisión preventiva recae sobre Jacinto Sampayo, Daniel Fischer, Rolando Acuña, Carlos Alberto Huidobro y Pedro Alberto Martínez.

El 27 de diciembre pasado la Cámara de Casación Penal, integrada por Mariano Borinsky, Gustavo Hornos y Juan Carlos Gemignani, había anulado la prisión preventiva y exigido a la justicia chaqueña un fallo nuevo, con más argumentos para justificar la medida.

Los camaristas chaqueños entendieron que hay peligro de que Ayala se fugue. "Es dable señalar la gravedad de los ilícitos y el rol atribuido a Aída Ayala en ellos, la participación en forma organizada, el grado de probabilidad arribado en esta instancia en relación a la hipótesis delictiva, así como la trascendencia social e institucional de los hechos cometidos en el seno de esta ciudad; su complejo modus operandi, y la capacidad económica y operativa acreditada en autos, como circunstancias que denotan el riesgo cierto de elusión de la nombrada del accionar de la justicia", señaló la Cámara.

El fallo de diciembre de la Cámara de Casación había sido un alivio para Cambiemos, que la viene protegiendo a Ayala en Diputados para evitar su desafuero y detención. Como contó LPO, el diputado macrista Pablo Tonelli cerró con llave la Comisión de Asuntos Constitucionales pese a las protestas de Elisa Carrió y del kirchnerista Agustín Rossi, que consideró injusto que por fallos similares de otros camaristas Julio De Vido esté en prisión hace más de un año.

Con su dilación, Tonelli burló la doctrina que en agosto, en medio del escándalo de los cuadernos, había difundido junto a los legisladores más leguleyos de Cambiemos y consistía en aprobar desafueros de diputados o senadores con fallos en contra ratificados en segunda instancia. Peor aún: Ayala había prometido que renunciaría a sus fueros, pero nunca lo hizo.

La jueza de Resistencia Zunilda Niremperger procesó con prisión preventiva a Ayala por asociación ilícita, negociaciones incompatibles con la función pública, fraude, incumplimiento de deberes, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, por supuestos hechos de corrupción en la contratación de servicios de recolección de basura en Resistencia, donde fue intendenta entre 2007 y 2015.

Temas en esta nota: