Aprobaron el cambio en Bienes Personales

 La Cámara de Diputados aprobó hoy la reforma al impuesto de Bienes Personales, que exime del pago de este tributo a los inmuebles utilizados como vivienda casa habitación valuada en menos de 18 millones de pesos.

Con 125 a favor, 65 en contra y 27 abstenciones, se logró la sanción definitiva, en virtud de la cual Cambiemos cumplió con el compromiso que había asumido con el sector del PJ dialoguista que encabeza Miguel Pichetto, que le había dado los votos para la aprobación del Presupuesto en el Senado a cambio de una serie de concesiones.

La elevada cantidad de abstenciones obedece a la postura que fijaron el Frente Renovador, un sector del bloque Justicialista, el bloque Evolución de Martín Lousteau e incluso el diputado de la Coalición Cívica Javier Campos.

Además de Cambiemos, apoyó el grueso del bloque Justicialista, el Frente Cívico por Santiago y el Frente de la Concordia misionero.

En contra votaron el Frente para la Victoria, Red x Argentina, la izquierda y algunos casos particulares como el riojano Luis Beder Herrera, el salteño Alfredo Olmedo, la santafesina Alejandra Rodenas y el mendocino José Luis Ramón, entre otros.

En sesiones extraordinarias, la iniciativa para reformar Bienes Personales se trató en el recinto en conjunto con una batería de proyectos de distinta índole, en el marco de una agenda comprometida por Cambiemos con gobernadores y sectores del justicialismo.

La iniciativa de Bienes Personales plantea que a partir del año que viene la base no imponible pase de 1.050.000 pesos -correspondiente al 2018- a 2.000.000 en 2019.

En tanto, la alícuota que en este año fue del 0,25% (a pagar sobre el excedente), se mantendrá en ese nivel si el valor total de los bienes declarados fuera de entre 2.000.000 y 5.000.000, pero subirá al 0,5% entre 5.000.000 y 20.000.000, y al 0,75 cuando la suma declarada fuera superior a los 20.000.000.

La reforma que se le aplicó en el Senado a instancias de Pichetto apunta a que si un inmueble es utilizado como casa- hogar no se pagará el gravamen, a menos que supere los 18 millones, en cuyo caso se aplicará la deducción por el excedente.

En el caso de tener más propiedades, las restantes pagarán con alícuota plena.

Si se trata de un inmueble adicional utilizado como renta a través de su alquiler en el mercado, pagará por el total de su valuación, independientemente de cuál sea el monto.

Esto significa que el impuesto sólo podrá deducirse de un sólo inmueble por familia.

Al tomar la palabra, el diputado Axel Kicillof adelantó la postura negativa del Frente para la Victoria, al alertar que la suba progresiva de las alícuotas impactará de lleno "va a fundir a los sectores medios con las nuevas valuaciones".

Para el último ministro de Economía de Cristina Kirchner, se trata no de "un mecanismo de redistribución de la riqueza" sino de un instrumento para "pasar la gorra" y "rascar la olla" frente a la pérdida de recaudación por la reducción de impuestos a los sectores más poderosos.

Kicillof recordó que apenas asumido, Mauricio Macri bajó Bienes Personales en el marco de la "ley de blanqueo" para que "blanquee el hermano del presidente".

Por su parte, el diputado de Red x Argentina Daniel Arroyo pronosticó que la reforma de Bienes Personales tendrá como efecto que "más personas paguen este impuesto", siendo "la clase media la más afectada".
SH/GM/OM

Temas en esta nota: