Ahora, el marinismo pone interés en Santa Rosa

El diputado provincial Espartaco Marín puso como uno de los objetivos del peronismo, en declaraciones que hizo en las últimas horas, “revertir los destinos de la ciudad de Santa Rosa”.

De ese modo el sector de Convergencia focalizó en la capital provincial, un territorio en el que hasta ahora el marinismo parecía no hacer pie, o al menos no instalar candidaturas.

El tiempo dirá si la especial mención de Marín tiene vínculo con la decisión de tirar algún nombre para el edificio de San Martín 50. Hasta ahora mostró cierto desinterés por esa carrera.

Marín señaló ante la consulta por los movimientos internos que al peronismo pampeano le corresponden en esta hora “hacer el aporte para ser Gobierno Nacional y revertir los destinos de la ciudad de Santa Rosa, que tiene una gestión municipal que es peor que la anterior”.

Así aludió también al gobierno de Luis Larrañaga, paradójicamente acompañado por el marinismo en la interna de 2015. Tanto que el precandidato a vice fue Antonio Curciarello.

Hay una danza de nombres del peronismo en Santa Rosa: Luciano Di Nápoli (La Cámpora) y Jorge Lezcano (Identidad Peronista) son dos de los ya lanzados. También trascienden otros nombres, como los de Juan Grotto, Fabián Bruna o Darío Hernández, que por ahora tiene otro sello.

Ni el marinismo ni el vernismo han aportado hasta ahora precandidatos concretos, de su riñón, por más que puedan coquetear con algún postulante.

Marín (hijo) también confirmó que el viernes se reunirá el consejo provincial partidario.

Cuando en declaraciones radiales le preguntaron por la situación interna y la supuesta posibilidad de que el gobernador Carlos Verna pueda pelear por la reelección, dijo: “Yo no me animo a decir lo contrario de lo que dijo el gobernador. Lo que dijo el gobernador, es lo que dijo el gobernador, luego hay notas, la palabra del ministro de Gobierno... pero yo me guío por lo que dijo el gobernador, que causó la tristeza que causó. Si mañana su situación personal se revierte, y ojalá así suceda, esperaré su palabra para pensar otra cosa. Mientras tanto hay que transitar un camino de unidad”.

Temas en esta nota: