El intendente Rainone, con los trabajadores en conflicto

El jefe comunal de General Pico se reunió este viernes por la mañana con empleados y empleadas que rechazan las modificaciones al estatuto. Hay convulsión y conflicto.

El intendente de General Pico se juntó este viernes a la mañana con trabajadores y trabajadoras de la Municipalidad que rechazan los cambios en el estatuto. Les dio garantías de que escuchará su posición y propuso poner por escrito las normativas centrales de un compromiso conjunto.

El jueves, lo que varios funcionarios preveían sería un día importante, por haber girado el nuevo Estatuto Municipal al Concejo, se transformó en una mañana de desconcierto por la reacción de los trabajadores que decidieron paralizar las actividades y anticipar que así continuarán por tiempo indeterminado.

El intendente Rainone había preparado un raid mediático para lucirse con lo que, hasta la madrugada anterior , era un gran paso para las futuras gestiones comunales acordado con los gremios después de meses de trabajo. Pero, ya en el primer contacto radial, cuando escuchó que personal del Corralón estaba protestando y detrás Tránsito y la Terminal, su ánimo se modificó y atravesó uno de los días más agitados de su mandato.

protesta pico 2

De todos modos, ya sobre el mediodía, al jefe comunal se lo advirtió firme y convencido de algunas cuestiones. En primer lugar que obró con la convicción de generar consensos con quienes representan a los trabajadores, en segundo término con la -si así se pude denominar- tranquilidad que ahora la decisión es de los concejales y, por último, firme en que tomará medidas para garantizar la prestación de los servicios si el paro se extiende.

El intendente tuvo que cambiar sobre la marcha sus planes mañaneros para recibir en su despacho, acompañado de Belén Lavechia (secretaria de Gobierno) y Valeria Malvicino (asesora legal), a los gremialistas y varios trabajadores que se filtraron en el cónclave, a esta altura ya desconfiados de sus representantes sindicales.

Según pudo conocer El Diario, fue un encuentro por momentos tenso, donde Rainone insistió en la necesidad del diálogo, pero esta vez entre los gremialistas y sus bases, y gremialistas con concejales, quienes tienen el nuevo Estatuto en manos.

El paro, por tiempo indefinido

Tal como se adelantó ayer, el nuevo Estatuto Municipal tuvo ayer su ingreso formal al Concejo Deliberante, pero antes de la sesión un gran número de empleados municipales estallaron en furia contra los gremialistas y determinaron un paro por tiempo indefinido.

La situación planteada fue incómoda para los tres gremios (SOEM, ATE y UPCN) porque quedó en evidencia que no bajaron información sobre las reformas a las bases, ya que gran parte de los trabajadores desconocen no solo el nuevo texto, sino también el contenido del Estatuto vigente, ya que el objetivo de muchos de los trabajadores que protestaban el pase de todos a planta permanente y un avance sin escollos hacia la categoría 1.

Por momentos la situación es caótica, dejando a gremialistas expuestos por no tener en cuenta a las bases, trabajadores furiosos que en algunos casos llegaron a la agresión física con dirigentes, funcionarios desorientados por el resultado del trabajo realizado durante meses consensuado con los gremios, y contribuyentes con incertidumbre por la prestación de servicios.

A pesar de la protesta, el proyecto ingresó al Concejo Deliberante, organismo que tiene la facultad de aprobar el texto aún sin el consentimiento de los gremios, porque así lo dispone la Ley Orgánica de Municipalidades.

Gremios

Luego de ser increpados en el Corralón Municipal, los dirigentes gremiales del SOEM, ATE y UPCN concurrieron al Concejo Deliberante a pedir que no se trate el nuevo Estatuto Municipal.

Chirino, de UPCN, al salir del Concejo y previo reunirse con Rainone, quiso salvar la situación de los empleados municipales en paro al señalar: “Debemos destacar que no es una medida de fuerza porque si no estaríamos perjudicando a los compañeros, ya que no está debidamente anticipada. Es una manifestación de los compañeros por algunas cuestiones del nuevo Estatuto”.

Luego se refirió a una de las negociaciones claves mantenidas con el municipio al indicar que, con el viejo Estatuto, “estos 265 compañeros que hoy están contratados no iban a poder pasar a planta permanente, porque económicamente la Municipalidad no lo iba a poder sostener este plantel”. Y agregó que el pase a planta de estos contratados sería parte del acuerdo, una vez firmado el nuevo Estatuto, a concretar en la próxima gestión municipal. “Fue una condición que se dio sin opción”, remarcó Chirino y también admitió: “Nosotros no hemos hecho asambleas, lo tenemos que asumir como realidad”. Y justificó que no lo hizo durante tres meses de reuniones porque “los tiempos no daban como para ir y venir”.

Firmado

María Ester Campos, de ATE, reconoció que “los gremios firmamos el aval al nuevo Estatuto y nosotros (ATE) dejamos plasmado la disconformidad con algunos artículos. Leímos del 1 al artículo 153, hicimos modificaciones que fueron aceptadas, y algunas como no fueron aceptadas presentamos un documento y firmamos en disconformidad”.

Aseguró: “Actuamos como corresponde, la legalidad está acá (por el Concejo Deliberante), y nosotros no vamos a permitir que este Estatuto avance porque los compañeros no quieren que avance. El mandato de los compañeros es que el Estatuto no se apruebe y que pasen todos los contratados a planta, y que pasen hoy, ahora”.

Jorge Andino, del SOEM, admitió también: “Fue un error nuestro no hacer una asamblea. Es un error que uno comete el no estar al lado del trabajador, explicarle cómo venía la reforma. Vamos a pedir 30 días porque ahora tiene que haber un tiempo de prórroga y vamos a ver qué pasa”.

Finalmente, Andino se refirió también al supuesto “apuro” para aprobar la nueva normativa, al considerar que “es muy raro, es todo medio confuso, demasiado apuro, pero bueno, nos agarró en una situación a los tres gremios medio apurados. Cometimos un error y vamos a ver si podemos volver para atrás”. Y anticipó: “Vamos a hacer lo imposible para rever el nuevo Estatuto y que siga el viejo Estatuto”.

Antiguo

Tras reunirse con dirigentes gremiales y trabajadores, Rainone recibió a la prensa y recordó que “el Estatuto ha tenido una actualización luego de 35 años en diferentes cuestiones que creímos necesarias, no para los que ya forman parte de la planta, sino de los nuevos ingresos que puedan generarse”.

Y remarcó: “Estuvimos dialogando con los tres gremios, durante varios encuentros, analizando punto por punto los 159 puntos del Estatuto. Se llegó a un acuerdo, se firmó por todas las partes involucradas y se elevó al Concejo tal como estaba previsto”.

“Realizamos una propuesta inicial a todos los gremios, también recibimos sus proyectos y en ese marco desarrollamos uno en conjunto, llevando a cabo un Estatuto consensuado por todas las partes”, insistió.

Y admitió que “no nos esperábamos esta manifestación, porque nosotros acordamos de la mejor manera con los tres gremios, quienes realizaron una labor fundamental, acompañando en la elaboración del Estatuto a la par nuestra”.

Rainone remarcó que era necesaria la reforma para garantizar la sustentabilidad del municipio, al recordar que “nosotros hicimos todo un proceso y veíamos que la condición para poder entrar a planta permanente era tener un nuevo Estatuto, porque había condiciones muy complejas para seguir funcionado de esa manera”.

Consultado por el paro lanzado por tiempo indefinido, el jefe comunal advirtió: “Vamos a tener que hacer alguna presentación y actuar como corresponde por el servicio que se les debe dar a los ciudadanos”.

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20