Mató a su amigo en un forcejeo: prisión en suspenso

La víctima y su amigo forcejearon con una escopeta y eso provocó una muerte. En el juicio oral tanto Fiscalía como Defensa entendieron que no fue un acto intencional.

General Pico (Agencia) - Un año de prisión en suspenso fue la pena que la Justicia local determinó ayer contra Ricardo Vázquez, el hombre que en julio del año pasado, en el marco de un asado, trató de quitarle a su amigo alcoholizado- una escopeta con la que apuntaba a otros presentes y, sin intención, disparó el arma y le ocasionó una gravísima herida a Miguel Baigorria en una de sus piernas, por lo que falleció días después. Tanto Fiscalía como Defensa entendieron que no fue un acto intencional.

La jueza de Audiencia de juicio María José Gianinetto condenó a Ricardo Alberto Vázquez, de 39 años, como autor y penalmente responsable del delito de “homicidio culposo”, a la pena de un año de prisión de ejecución condicional e inhabilitación especial por cinco años para la tenencia o portación de armas de fuego.

El juicio oral se desarrolló durante los días 8 y 9 de octubre pasados, con la actuación unipersonal de la jueza Gianinetto, la intervención del defensor oficial Guillermo Costantino y los fiscales María Emilia Oporto, Francisco Trucco y Guillermo Komarofsky.

Con las pruebas recolectadas durante la investigación fiscal y aportadas en el debate, la jueza dio por acreditado que el 14 de julio de 2018 Miguel Baigorria la víctima- se encontraba en una quinta de esta ciudad, propiedad del acusado, y luego de compartir un momento junto a Vázquez y tres personas más, Baigorria tomó una escopeta calibre 16 de dos caños y Vázquez intentó quitársela.

Ambos forcejearon y eso produjo que el acusado accionara el arma de manera involuntaria, efectuándose un disparo que impactó en la pierna izquierda de Baigorria, por debajo de la rodilla, lo que culminó en una falla multiorgánica que le provocó la muerte.

Culposo

En su alegato de clausura, la Fiscalía mantuvo la acusación inicial y agregó en cuanto al delito de “homicidio culposo” que “en primer lugar, ningún testigo vio el instante en que se produjo el disparo. En segundo lugar, que se trataba de una acción culposa, negligente e imprudente por parte del imputado, pudiendo haber actuado de otra manera, evitando el accionar del arma”.

Y agregó la Fiscalía en tercer lugar que “el médico psiquiatra declaró que el imputado presentaba un sentimiento de culpa, correlativo con su estado psicomotriz de inquietud y nerviosismo. En cuarto lugar, que muchos testigos aseguraron que Baigorria y Vázquez eran muy amigos y unidos. En quinto lugar, que según el testimonio del médico forense, las condiciones de salud previas al hecho que presentaba la víctima podrían haber ayudado a que se originara la falla multiorgánica que le produjo la muerte”.

Por su parte, la defensa de Vázquez adhirió a todo lo expresado y solicitado por la Fiscalía.

Fallo

Luego de analizar toda la prueba presentada y los testimonios, la jueza agregó en el fallo que “ninguna duda cabe acerca del carácter accidental del disparo que efectuó Vázquez (teoría del fiscal y defensor): los conocidos relataron que ambos eran entrañables amigos, que no había ocurrido ningún tipo de discusión o pelea entre ellos, el acusado desde el primer momento expresó que se había tratado de un accidente al intentar quitarle el arma a su amigo, que estaba alcoholizado y apuntaba a otros, y debo mencionar por último respecto de la afectación emocional de Vázquez que expresa el psiquiatra forense, que también la pude observar en la actitud del acusado en la audiencia”.

Por todo esto, la jueza consideró razonable el pedido de la Fiscalía “que a su vez opera como límite para el Tribunal”. En cuanto al monto de la pena a imponer, la magistrada consideró “que el acusado carece de antecedentes condenatorios, sus cualidades y características personales -el arrepentimiento que mostró desde el primer momento y sostuvo durante todo el proceso-, que es una persona de trabajo, a lo que se contraponen las agravantes, esto es, las características específicas del hecho y las consecuencias de su conducta”.

En consecuencia Gianinetto dictaminó “por considerar razonable, la pena de un año de prisión de ejecución condicional y cinco años de inhabilitación para la portación y tenencia de armas de fuego”.

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20