Voraz incendio en una casa destruyó un depósito de herramientas en Realicó

Una vecina alertó del incendio al dueño de casa. Debieron combatir las llamas con tres autobombas, dos por el frente y otra desde una calle posterio, ingresando por las casas vecinas.

El depósito de herramientas de una vivienda de Realicó quedó destruido luego de un vorza incendio producido ayer al mediodía. En el lugar trabajaron tres dotaciones de bomberos, quienes se salvaron por segundos al salir del lugar cuando se derrumbó el techo.

Un siniestro se desató en la vivienda de la familia Winchinau, sobre la calle San Lorenzo casi esquina Moreno, a solo media cuadra de la Escuela Nº 249 de Realicó. Nuna vecina alertó a los duelos de casa que en el fondo del terreno había mucho humo y fuego. Rápidamente, dieron aviso a los bomberos, que llegaron al lugar con tres autobombas y numeroso personal, quienes sofocaron las llamas aunque corrieron peligro ante el derrumbe del techo donde estaban trabajando.

Según relató el portal Infotec, mientras dos autobombas trabajaron a través de la cochera de la vivienda de la familia Winchinau, otra dotación con una tercera autobomba se apostó desde el pasaje Carlos Delucchi, ingresando a la vivienda por el fondo de una vivienda lindante.

En la casa donde se desató el fuego, vive Agustín Winchinau, un jubilado que en ese depósito guardaba sus herramientas de trabajo: motoguadañas, máquinas de cortar pasto nafteras y demás elementos para la limpieza de terrenos, lo cual fue consumido por las llamas.

Techo

En el medio del ataque a las llamas, los bomberos ingresaron debajo de un tinglado para poder atacar el fuego presente en un depósito cerrado, ubicado en un extremo del terreno. La estructura de la construcción estaba muy frágil por haberse quemado los tirantes, lo que fue advertido por el jefe de bomberos Martín Torres. Antes que la estructura colapsara, Torres dio la orden de retirarse de inmediato de esa posición y la dotación de bomberos comenzó a retroceder mientras dos efectivos apuntalaban con su propio cuerpo la estructura que sostenía el techo. Los bomberos salieron del lugar solo segundos antes de que el techo se desplomara sobre el lugar donde ellos estaban.

La policía de la Departamental Realicó colaboró con los bomberos cortando las calles para que los uniformados pudieran trabajar con seguridad, sin la presencia de civiles en el lugar.

A pesar de la importancia del siniestro, las llamas no alcanzaron a propagarse a las viviendas vecinas y el propietario del lugar no resultó herido aunque fue trasladado al hospital luego que se descompensara por lo traumático del suceso.

Foto: Infotec

Temas en esta nota: