“Arrinconan a la gente a tomar estas medidas desesperadas”

La provincia pasó de tener 11 mil viviendas sociales recién construídas -durante el kirchnerismo- a que no haya ni una sola casa financiada por Nación. La diputada Melina Delú dice que esa situación, sumada a la crisis, es la razón por la que se toman terrenos.

“Lo veníamos diciendo, lo dijo el gobernador (Carlos Verna) varias veces. De ser una provincia sin esta problemática, ante la crisis social y la imposibilidad de pagar alquileres, los hacinamientos familiares, arrinconan a la gente a tomar esas soluciones desesperadas. Se generan situaciones que nunca jamás se habían visto”. Esa es la reflexión que hizo la diputada nacional Melina Delú ante la toma de terrenos por parte de los “sin techo” que se han hecho notables en la zona del barrio Santa María y en el sector noroeste de la ciudad.

Delú integra la comisión de Vivienda en el Congreso Nacional y fue funcionaria durante largos años en el Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV). Desde ese conocimiento y experiencia, lamentó el abandono por parte del gobierno nacional macrista, que interrumpió totalmente la construcción de casas sociales en La Pampa : “Yo pasé de que se construyeran 11 mil viviendas (durante los gobiernos kirchneristas) a foja cero”, le dijo a un periodista de El Diario.

Interpretó que la multiplicación de la toma de terrenos “tiene que ver con la situación del país, se deterioran todos los beneficios adquiridos. Son asombrosos los decretos que hay, vivimos de decretazo en decretazo, con temas muy locos. Optan porque los temas no pasen por la Cámara, rayando la inconstitucionalidad total, con un desparpajo tremendo. Ya nos tienen acostumbrados a eso”.

Acerca de los asentamientos en Santa Rosa Delú aclaró que “no tengo profundizado el tema, sí lo conozco. Estuve con el presidente del Instituto pero no pudimos charlarlo en profundidad. Sé que hay una preocupación de (la ministra de Desarrollo Social) Fernanda Alonso al respecto. Porque aparte no estamos acostumbrados a tener este tipo de situaciones en la provincia”.

“Como pampeana me duele, como exfuncionaria del Ministerio de Obras Públicas, del Instituto de vivienda, también. Yo pasé de una situación de que se construyeran 11 mil viviendas en la provincia a foja cero. Te dicen que porque tenemos los índices básicos cubiertos, que la población está en buena situación, no somos merecedores de viviendas... ¿Que hay que esperar? ¿que caiga en el deterioro y se terminen en estos asentamientos?. Yo creo que el problema hay que cubrirlo antes”, agregó en Radio Kermés.

La legisladora reprochó: “El diálogo con Nación no está cortado pero ellos piensan de una forma y el gobierno provincial de otra. Tiene que ver con la ideología de cómo vemos al sujeto de necesidades que es la población”.

Además, Delú analizó que “las viviendas sociales como las conocíamos y entendíamos dejaron de existir como tales. Desaparecieron. Y ni siquiera se maneja absolutamente nada de movimiento de que planteen a la Cámara alguna modificación a la Ley FONAVI; al contrario, todo programa que se pudo cerrar se cerró. Cambió sustancialmente la dirección de la Secretaría de Vivienda. Lo poco que se ha inaugurado viene del gobierno anterior”.

“La provincia -añadió- tiene que iniciar la obra pero no está la seguridad de que después vengan fondos de Nación, no hay garantías de nada, les pasa en otras provincias que no han llegado a buen puerto porque Nación demora, se caen las empresas. Es con todas las obras, no solo con las viviendas”.

En su momento, recordó, Nación decía que había un asentamiento en Toay y otro en 25 de Mayo: “Chakra Raíz fue un asentamiento de otro tipo, nada tiene que ver con una villa. Y lo de 25 de Mayo se urbanizó y se dieron los títulos de propiedad. Cuando surgen estas problemáticas la provincia ha dado soluciones”.

Temas en esta nota: