El Merendero Pacífico se muda al comedor de la Fundación Eva Perón

La fundadora del Merendero destacó la ayuda que reciben de los vecinos y empresas piquenses. “Es algo que no se puede comparar con nada”, sostuvo Gisela Morel.

General Pico (Agencia) - La referente del Merendero Pacífico, Gisela Morel, anunció que en cuestión de semanas se mudará a las instalaciones del comedor de la Fundación Eva Perón, luego del ofrecimiento que le hiciera Carlos Aragonés.

Cuando la situación económica del país comenzó a transformarse en crisis durante el actual Gobierno Nacional, Morel decidió abrir las puertas de su casa, en calle 38 entre 3 y 5, para ofrecer merienda a los chicos del barrio Pacífico. La situación empeoró y rápidamente se sumaron más chicos y familias que buscaron ayuda en la vecina solidaria que, como podía, sumaba más raciones de alimento.

El tiempo pasó y ahora Gisela Morel logró obtener la personería jurídica, instancia que le permite recibir mayor cantidad de donaciones y asistir a más familias necesitadas, pero su espacio no era el adecuado.

El pasado fin de semana realizó una de tantas actividades para reunir alimentos y dinero mediante la venta de productos panificados en la plaza San Martín, donde aprovechó para anunciar la nueva etapa del proyecto que la entusiasma.

“Muy pronto vamos a hacer la inauguración del comedor del Merendero Pacífico en otro lugar: se traslada a la Fundación Eva Perón, vuelve a abrir el comedor de la Fundación Eva Perón”, contó Gisela Morel.

La mudanza no será muy lejos, apenas una cuadra y media, ya que el histórico comedor de la Fundación Eva Perón se encuentra en la calle 3 entre 36 y 38.

Comedores

El dirigente peronista Carlos Aragonés, ahora al parecer macrista, durante mucho tiempo administró dos inmuebles destinados a comedores, uno en la calle 3 en barrio Pacífico y el otro en el barrio El Molino, en la esquina de 2 y 31. En realidad, por años esos dos comedores fueron alquilados por la Municipalidad para elaborar viandas y entregar a los vecinos de las dos barriadas.

El Concejo Deliberante fue epicentro de encendidas polémicas en cada renovación de contrato de alquiler de los dos locales a la Fundación Eva Perón, por los elevados montos y por no buscar otras opciones más económicas. Esto ocurrió hasta la actual gestión. En 2016, el oficialismo decidió no renovar los contratos, entre otras razones por malas condiciones edilicias, por lo que mudó los comedores a otros espacios.

Luego de un par de años cerrado, Carlos Aragonés le ofreció el comedor de calle 3 a la vecina que lleva adelante el Merendero Pacífico.

Talleres

“Aragonés nos dio ese lugar para que podamos trabajar como antes, lo bueno es que también va a haber talleres gratuitos para chicos, es volver a caminar el barrio de vuelta para los nenes”, contó entusiasmada Morel.

Aclaró que “no hay fecha de inauguración”, pero adelantó que “faltan unos días nada más, falta un poco porque están haciendo el tema de los papeles, casi seguro que en julio lo vamos a reinaugurar”.

Y remarcó: “El señor Aragonés está atrás nuestro, empezó a colaborar como un padrino, él dice que esto va a ser de ustedes, pero igualmente está la Fundación, porque nosotros no le vamos a pagar”.

Necesidades

Gisela Morel reconoce que “las necesidades siempre están, siempre tenemos gente que se suma, pero igual siempre colaboran porque empezamos a trabajar con una personería jurídica, llega más, pero a su vez tenemos más familias con muchas carencias”.

La referente social afirmó que en el invierno se incrementa la demanda y las familias dependen mucho de la merienda y cena para los niños.

Aunque en el último tiempo la ayuda también se hizo presente. “El piquense es algo que no se puede comparar con nada, han venido empresas a colaborar con nosotros, empresas de otros lados han venido a ayudar. Ahora se sumó Changomás, que lo hace mensualmente. Siempre agradecemos porque nosotros gracias a Dios seguimos creciendo para bien de los chicos”, concluyó Morel.

Temas en esta nota: