Ayala defendió el accionar policial

El jefe policial se refirió al ataque a tiros a la patrulla rural. Dijo que la decisión de responder los disparos “depende del policía que actúe en cada momento”. Y aclaró: “Si hubieran disparado, sería absolutamente legal”.

El jefe de la Policía pampeana defendió el accionar de los policías atacados por los “cazadores”, aunque aclaró que “si hubieran disparado, sería absolutamente legal”. El comisario general (R) Roberto Ayala sostuvo que los disparos contra el vehículo policial fueron “a matar” y que los uniformados “no efectuaron disparos con la pistola reglamentaria porque consideraron que a esa distancia podría haber sido letal”. Admitió que los uniformados pueden estar “condicionados” por casos similares.

En el marco del acto realizado en General Pico por el Día de la Independencia, el jefe policial se refirió al incidente producido días atrás, cuando un grupo de “cazadores” no se detuvo ante un control policial y en su huida dispararon contra el móvil de la Patrulla Rural de Toay.

“Primero, no los consideramos ‘cazadores’ porque entendemos que faenaron un vacuno ilegalmente, que era lo que llevaban en la caja. Es un vehículo que se dio a la fuga tras cometer un delito. Estaríamos tras unos individuos que se dedican a los delitos en la zona rural”, aclaró Ayala en diálogo con los medios.

Sobre el hecho, lo calificó como “muy preocupante”. Y detalló: “El personal en su tarea rutinaria de prevención advierte el circular de un vehículo que por sus características y la ubicación requiere la identificación de sus ocupantes. Cuando intentan acercarse, el vehículo se da a la fuga. Esto no es algo anormal por lo que se inicia la persecución por caminos vecinales de Santa Rosa y además empiezan a disparar al móvil policial”.

En total fueron 11 los disparos que impactaron en la camioneta. “Tiraron a matar”, aseveró el jefe policial. Y agregó: “En un vehículo en movimiento es imposible direccionar un disparo. Hubo impactos en el parabrisas, en el capó y los faros. Cualquiera de esos disparos podrían haber dado en un uniformado”.

Consultado sobre el motivo por el cual no se respondieron los disparos, Ayala indicó: “Los policías siguieron el protocolo, mantuvieron contacto visual y pudieron tomar la patente. No efectuaron disparos con la pistola reglamentaria porque consideraron que a esa distancia podría haber sido letal”.

El titular de la Policía pampeana rápidamente aclaró que “esa decisión depende del policía que actúe en cada momento. Si hubieran disparado, sería absolutamente legal”.

- ¿Están condicionados los policías para disparar en situaciones como éstas?, porque hubo casos anteriores similares y la Policía disparó -preguntó el cronista de El Diario, en referencia al caso del crimen del cazador Santiago Garialdi en 2016, por el cual condenaron al policía Fernando Safenreider a 12 años de prisión.

- Es muy posible (que estuvieran condicionados), pero el policía tiene que merituar la situación. Este personal optó por esa postura. (si disparaban) Podrían haber herido o quitado la vida a uno de los ocupantes del vehículo que huía, pero eso hubiera estado perfectamente previsto en la legislación como un caso de legítima defensa -respondió Ayala.
La investigación continuó con el secuestro de la camioneta gris, en la que iban los atacantes cuyo propietario Marcelo Trionfetti continúa prófugo y está en la mira de las investigaciones policiales y la Justicia por el ataque a tiros contra una patrulla.
Luego se realizaron allanamientos en un campo sobre la Ruta Nacional Nº 5, en un stud de la calle Niotti, en una chacra de Schmidt y Ávila en la zona este de Santa Rosa, donde se encontraron una carabina calibre 22, herramientas y elementos pertenecientes a una “seudo” carnicería, como mesas, camillas, ganchera y sierra circular.

Temas en esta nota: