Seis meses de prisión condicional por golpear a su expareja



Un hombre fue condenado por agredir con un golpe en el rostro a su expareja, cuando fue a llevar a los hijos que tienen en común. La condena, dictada la semana pasada, es de ejecución condicional y también le dictaron normas de conducta por dos años al acusado.

La sanción se dio en el marco de un acuerdo de juicio abreviado, donde la jueza de audiencia de juicio de General Pico, María José Gianinetto condenó a un hombre de 39 años, como autor material y penalmente responsable del delito de “lesiones leves agravadas por haberse cometido contra la persona con la que mantuvo una relación de pareja” a la pena de seis meses de prisión de ejecución condicional.

Además le estableció como reglas de conducta por el término de dos años: fijar domicilio, y en caso de modificarlo avisar previamente al Juez de Ejecución Penal; restricción de acercamiento de 200 metros del domicilio y/o lugares habituales a los que concurra la damnificada – su ex pareja y madre de dos hijos en común- . También ordenó el cese de todo acto de perturbación o intimidación respecto de la denunciante; abstenerse de usar estupefacientes o de abusar de bebidas alcohólicas y someterse a un tratamiento médico o psicológico, previo informe que acredite su necesidad y eficacia.

El acuerdo de juicio abreviado fue solicitado por la fiscal Ana Laura Ruffini, el defensor oficial Guillermo Constantino y el imputado quien admitió los hechos. Por su parte, la damnificada manifestó su conformidad con el acuerdo presentado, al ser entrevistada por la jueza.

El hecho que se le imputa al acusado ocurrió el pasado 6 de mayo del corriente año, cuando el imputado se hizo presente en el domicilio de su ex pareja a fin de restituir los hijos en común. En ese lugar, el hombre le recriminó a su expareja que no estuvo presente en el horario acordado en la casa para entregar a los chicos y por ello le propinó un golpe en el rostro. Las consecuencias de la situación fueron constatadas por médico generalista del hospital de la localidad.

La jueza Gianinetto fundamentó la decisión de aprobar el acuerdo de partes. Consideró que “con la decisión acordada por las partes se garantiza una respuesta judicial rápida y efectiva, dado que aún en el hipotético caso de finalizarse el proceso de un modo ordinario, en un eventual juicio oral y público -y no con la salida alternativa que aquí se presentó-, la sentencia que recaería (…) sería similar o idéntica a la acordada por las partes. Todas estas cuestiones, sumadas a razones de celeridad y economía procesal para una solución rápida y definitiva de este conflicto, aconsejan el dictado de esta sentencia, para el caso, tal como se ha solicitado por las partes.”
Temas en esta nota: