Entre Pocillos: Última parada

8a

Beto Desuque: - Buenas, buenas, bueeenaasss... ¿qué tal, qué tal, qué tal? ¿Cómo anda la cosa por acá? ¿Qué se dice, qué cuentan? ¡Salud a toda la barra!
Mesero: - Hoooola, Betito querido y del alma. ¿Cómo andás, qué se dice?

Beto Desuque: - Y acá estamos. Aguantando la fresca, como corresponde.
Mesero: - Era la única que nos faltaba.

Beto Desuque: - ¡Epa! ¿Vos decís? ¿Por qué tanto pesimismo?
Mesero: - Digo... perdimos con Brasil, tenemos a Santa Rosa como la tenemos, no pudimos ni ver el eclipse acá... y encima con una helada que no te dan ganas ni de moverte del calefactor.

Beto Desuque: - Siempre y cuando tengás calefactor. Hay gente que ni eso, y ahí hay un problema de verdad, importante... pasar frío es de lo peor que te puede pasar.
Mesero: - Uy, tenés razón... golpe bajo.

Beto Desuque: - Ponele. Pero es la realidad. Igual tenés razón: Santa Rosa ya estaba fea, sucia y mala. Pero en invierno todo parece un poco peor.
Mesero: - Ya ni colectivos van a circular, parece...

Beto Desuque: - El colmo, ¿no? Revientan las cloacas y el agua, todo lleno de pozos, siguen haciendo edificios en torre... ni me hagás seguir, mirá.
Mesero: - Bueno, Beto. Pero tenemos las palmeritas plantadas por ahí, están re lindas.

Beto Desuque: - Ponele. Y agregale que tenemos un gobierno municipal que todavía tiene que seguir al frente seis meses más. Que pueden ser tremendos. Porque a cada paso, una nueva.
Mesero: - Vos decís que se le complicaron las cosas a Leandro.

Beto Desuque: - Más que a Leandro a nosotros, los habitantes. Leandro se las complicó solo, también digamos eso. Y no creo que solucione los problemas rezando.
Mesero: - ¿Por qué decís así?

Beto Desuque: - Porque últimamente lo veo re rezador. Digo... se ha volcado al amor religioso.
Mesero: - ¿En serio?

Beto Desuque: - Ponele, digo yo, me parece. Resulta que la Muni le banca la pintura a la Catedral, por ejemplo.
Mesero: - Sí, leí eso. A mí me haría falta una cambiada de cara en el comercio, también. Je. ¿Le pediré un aporte a Leandro?

Beto Desuque: - No sé porqué se ha orientado tanto para ese lado últimamente. Pero lo malo es que contagia con eso, tan personal, la gestión. Designó en Niñez a esta mujer que es pastora evangélica y resulta que hay que tragarse sus discursetes contra la ley como si fuera no sé quién...
Mesero: - Perdoname, pero no sé de quién me hablás.

Beto Desuque: - Silvana Vidal. Una pañuelo celeste. La nombró en Niñez antes de las elecciones, y es la mujer del concejal Roberto Torres. Resulta que esta mujer fue a Medellín a un congreso y se tiró contra el aborto, contra el matrimonio igualitario y contra las leyes vigentes.
Mesero: - Completita.

Beto Desuque: - Pero más completita la hizo la Muni, que difundió su discurso como orgullosa. En fin...
Mesero: - Y bueno, si tiene tanta buena conexión con las distintas religiones, Leandro le tendría que pedir a Dios un final de gestión digo...

Beto Desuque: - “Solo le pido a Dios / que el dolor no me sea indiferente”. Je. Ni León Gieco lo salva. El otro día Leandro fue más allá.
Mesero: - ¿Cómo? ¿Al más allá?

Beto Desuque: - No, no. Más allá, dio otro paso en esto de la religión. Misa y gorra.
Mesero: - ¿Qué decís?

Beto Desuque: - Que estuvo en la misa que todos los años hace la Policía Federal. Por eso te digo: cerca de las sotanas y la gorra anda. En otros ámbitos y barrios le reclaman que no aparece, que no está... pero a esos eventos no falta el tipo.
Mesero: - Estará en la onda Patricia Bullrich.

Beto Desuque: - Ponele. Pero a Leandro lo veo más de la gaseosa. Je.
Mesero: - Cheee... no te tirés vos también contra “La Pato”. Pooobre, le hacen bullying.

Beto Desuque: - Sí, sí. Muy pobre. ¡Aparte la acusan de borracha! ¡Mirá que va a ser borracha! ¿¡A quién se le ocurre?! Si fuera borracha no sería ministra de Seguridad... jejejeje...
Mesero: - Ay, Betito Betito, vos y tus ironías...

Beto Desuque: - Aparte... pobre Pato, ella que nunca usó “fake-news”, como le dicen ahora. Justo ella, que nunca dijo mentiras, ni hizo operaciones, ni manipuló. Porque si mintiera, manipulara u operara no sería ministra... jejejeje...
Mesero: - ...

Beto Desuque: - Pero bueno, volvamos a Santa Rosa, que es nuestra ciudad. Pintemos nuestra aldea.
Mesero: - Pero ponele un poco de onda, Beto. No le sumés tu mala onda al malestar colectivo que hay.

Beto Desuque: - Sí, el malestar es lo único “colectivo” que nos queda... jejeje... porque de Autobuses ni hablar.
Mesero: - Y bueno. Pero no todo es culpa de Leandro, che.

Beto Desuque: - Ni hablar. Nadie dice eso. El tipo sí está en la suya, contento con su magíster, mientras la ciudad se viene a pique. Pero los empresarios también tienen su responsabilidad. Y este es un tema de arrastre.
Mesero: - Claro. Nunca se le encontró la vuelta al asunto.

Beto Desuque: - Digamos que acá Altolaguirre se ve frente a la última parada. Hace unos meses, nomás, estaban a los abrazos con “Guido” Dietrich, entre sonrisas y haciendo promesas de que todo iba a estar bien...
Mesero: - Y no.

Beto Desuque: - No. Porque no creo que las personas que usan el colectivo en Santa Rosa para laburar o ir a la escuela lo puedan reemplazar con la “revolución de los aviones”, ¿no?
Mesero: - No.

Beto Desuque: - ¡Aparte ya ni los aviones están!
Mesero: - Pero bueno, Beto: última parada.

Beto Desuque: - Ponele. Veremos cómo sigue la historia. Copete ya anunció que uno de sus funcionarios clave va a ser Mediza... ¡un regreso!
Mesero: - Uno de la vieja guardia.

Beto Desuque: - Eso. Alguna vez Macri dijo que a los Kirchner había que tirarlos por la ventana del tren, ¿no? Se ve que acá en Santa Rosa, aun con los colectivos en problemas, los muchachos peronistas del “Club de los 40” no quieren tirar por la ventana a los de las generaciones anteriores...

(El popularísimo vecino santarroseño, dialogando en la mañana de ayer con su mozo predilecto, en el bar-restaurante de la calle Pellegrini por donde pasa casi todos los días para ponerse al día con asuntos triviales y profundos, cercanos y lejanos, cómicos y ridículos)

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20