Hay 2 millones de hectáreas en “alto riesgo” de incendio

Altas temperaturas, baja humedad y gran acumulación de material vegetal en zonas inaccesibles y con poca disponibilidad de agua generan un escenario propenso a la ocurrencia de focos de incendios durante el período estival en la región centro de argentina.

El contexto es de elevada peligrosidad para el sudoeste de Buenos Aires, La Pampa y Río Negro.

De acuerdo con una reciente estimación del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), en La Pampa hay 2 millones de hectáreas en alto riesgo de incendios, que se suman a más de 500 mil en el sudoeste de Buenos Aires y Río Negro.

Pablo Vázquez, especialista en gestión ambiental y recursos naturales del INTA Anguil, La Pampa, aseguró que "estamos próximos al inicio de la temporada de incendios que se extiende desde noviembre 2019 hasta marzo de 2020. En total, en la región centro de nuestro país hay casi 3 millones de hectáreas en alerta".

Por su parte, Alejandro Pezzola, técnico en sistemas de información geográfica del INTA Hilario Ascasubi, Buenos Aires, afirmó que "para el sudoeste de Buenos Aires y Río Negro hay en riesgo más de 500 mil hectáreas".

Y coincidió con Vázquez en que el principal causal es la cantidad de material vegetal fino disponible en la zona.

Vázquez explicó que "el riesgo se incrementa porque hay un proceso de acumulación de forraje muy focalizado en algunos departamentos durante el último ciclo productivo, a pesar de la emergencia agropecuaria declarada por sequía en febrero 2019".

Además, se refirió a la presencia de áreas arbustizadas de manera generalizada en la región del Espinal y la identificación de un área muy importante con bajo a nulo aprovechamiento ganadero, con distancias medias a las aguadas superiores a los tres kilómetros.

Además de contar con informes y alertas tempranas con estimaciones de áreas de riesgo, el INTA pone a disposición de los productores y autoridades un índice de peligrosidad de incendio disponible en el sitio web SEPA.

Esta herramienta se calcula a partir del análisis temporal del índice de vegetación normalizado –IVN–, asociado a la cantidad y estado de la biomasa vegetal acumulada en superficie.

Frente a este contexto de elevada peligrosidad para la región centro del país, especialistas del INTA junto con Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) se asociaron en el marco de una campaña de prevención de incendios con recomendaciones de manejo, índices de peligrosidad y alertas tempranas.

En este sentido, Dardo Chiesa –presidente de CRA– señaló que "es clave realizar un pastoreo racional junto a la limpieza de picadas y la conservación del recurso".
Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20