“Se meten con la comida de la gente”

Los trabajadores de ANSES cuestionaron a las autoridades que no solucionan la falta de cobro de asignaciones y no brindan información para calmar a los beneficiarios perjudicados.

El delegado gremial Leonardo de La Iglesia dijo que la gestión “está dejando mucho que desear”. 

Durante la segunda jornada de quite de colaboración de los empleados de la delegación local de ANSES, que dejaron de atender reclamos por la falta de cobro de las asignaciones, volvieron a generarse colas y amontonamiento de beneficiarios perjudicados, que a partir del jueves son atendidos directamente por la jefa del organismo, Brenda Alonso, custodiada por policías, pero con pocas respuestas.

Desde hace una semana, una gran cantidad de personas no recibieron el beneficio que perciben a través de ANSES, pensiones por discapacidad, asignaciones universales y otras pensiones. La puesta en funcionamiento de un nuevo sistema, la CUNA (Cobertura Universal de Niñez y Adolescencia), generó serios inconvenientes e irregularidades que, por ahora, se desconoce cuándo se subsanarán.

“Cobré la mitad. Me mandan del banco, no saben qué decirme y en Anses mucho menos. No hay respuesta de ningún tipo. Me mandaron a hablar con la jefa y no te da soluciones, no te da certezas de qué pueda pasar. te da una fecha estimativa”, contó Sonia, una mujer, embarazada, que cobra tres salarios por hijo y un prenatal, pero apenas le depositaron dos beneficios.

“De lo otro no me dan respuestas. Venía cobrando bien, todos los meses, y ahora cobré la mitad”, contó en Radiokermés. “Dos cobros me figuran en San Nicolás. Nada que ver. Figura mi nombre y apellido, número de documento, pero dice que tengo que ir a San Nicolás. ¿Dónde está la plata? Seguramente la usaron para campaña política”, lamentó este viernes, desesperada.

Los trabajadores repitieron este viernes una asamblea en el hall para explicar la situación a las personas que acuden a la repartición nacional. “La situación es realmente difícil, complicada, incierta”, describió a la radio el delegado de APOPS, Leonardo de La Iglesia.
“Desde que se implementó el CUNA empezamos a detectar reclamos no habituales. Empezamos a hace consultas a la coordinadora y la jefatura, a los lugares en Buenos Aires que se encargan de la administración, y no logramos tener respuestas concretas para darle a la gente. Empezamos a hacer asambleas el 14 y a expresa esta preocupación”, detalló.

Y aseguró que le pidieron a las autoridades de ANSES que emitan un comunicado oficial para explicar la situación. Sin embargo, “todavía no tenemos respuesta, esto sucede en todo el país, un elevadísimo porcentaje de beneficiarios no está cobrando asignaciones, salarios”.
“El problema es serio, más allá de las cuestiones técnicas, esta medida de fuerza que hacemos entendemos que es solidaria, porque también la gente hace el reclamo. Hoy, por la crisis, el dinero que cobra la gente es muy importante para llegar a fin de mes, nos estamos metiendo con la comida de la gente, con el alquiler. De eso se trata”, subrayó.

De La Iglesia consideró que “esta gestión que está al frente de ANSES no tiene capacidad de responder. La gente viene, pregunta y los empleados le tienen que decir que no sabe. Se genera un reclamo pero en Buenos Aires nadie tiene respuesta, (Brenda) Alonso no la tiene, tenemos que tomar el reclamo pero no sabemos cuándo van a cobrar, no hay tiempos”.

“Si el 85% de los beneficiarios no cobró, uno piensa que es una falla del sistema o que no está el dinero. Pero si fuera una falla tendrían que haber salido a aclarar que se equivocaron y va a estar en 20 o 30 días, que va a dar una solución y van a pagar con retroactivo. Algo hay que decirle a la gente”, insistió.

El delegado confirmó que tuvieron “casos de violencia contra empleados” porque no pueden brindar respuestas satisfactorias y algunas personas reaccionan indignadas. De todos modos, destacó que en las asambleas informativas “la gente entiende y se resigna a que alguien les diga que van a cobrar dentro de unos días”.

“Estamos muy preocupados por este tema. Primero como representante gremial abogamos por la defensa de los trabajadores y de la fuente de trabajo. Somos nosotros Anses, nosotros lo hacemos. Pero esta gestión, con las últimas modificaciones que está haciendo, está dejando mucho que desear”, remarcó.

“Son derechos conquistados, homologados por leyes. La gente tiene que percibirlos. No solamente generamos este reclamo. Hoy es la prioridad que cobren su salario o asignaciones porque realmente lo necesitan. Pero hay otros conflictos que ya hemos hecho los reclamos pertinentes a esta gestión, pero no tenemos respuestas”, finalizó.

Temas en esta nota: