Dos condenados por intento de homicidio a un menor de edad

La sentencia fue dictada por el juez Ordas, tras un juicio abreviado. El pasado 8 de abril, el padre de una joven discutió con el menor por la relación sentimental que tenía con su hija. A las pocas horas, el chico apareció tirado en la calle y apuñalado.

Miguel Ángel Rodríguez, un changarín de 40 años, fue condenado a cuatro años de prisión por ser autor del delito de homicidio simple en grado de tentativa y deberá cumplir la pena bajo la modalidad de ejecución domiciliaria.

A su vez, José Luis Arrarás, un plomero y gasista de 36 años, recibió un año de prisión de cumplimiento efectivo como partícipe secundario del delito. Ambos fueron declarados reincidentes. La causa se resolvió en un mes y medio.

La sentencia fue dictada por el juez de Control Carlos René Ordas en un legajo que concluyó con un acuerdo de juicio abreviado rubricado por el fiscal Oscar Cazenave, los defensores oficiales Martín García Ongaro y Pablo de Biasi y los propios imputados, quienes admitieron la autoría del hecho. La víctima, al ser notificada por el Ministerio Público Fiscal, también prestó su conformidad.

¿Qué pasó? El pasado lunes 8 de abril, a las 2:20 de la madrugada, Rodríguez le provocó a un menor “una herida punzocortante en el corazón”, por lo que debió ser intervenido quirúrgicamente de urgencia ya que su vida corrió riesgo. A su vez, Arrarás cooperó al trasladar en moto al agresor hasta su casa. Éste último había mantenido una discusión previa con el menor por la relación que este mantenía con su hija.

“Más allá del reconocimiento realizado por los imputados, al suscribir el acuerdo de juicio abreviado, considero que el hecho quedó acreditado por la prueba reunida en el expediente”, indicó Ordas.

En tal sentido, enumeró la denuncia original, dando cuenta del estado del menor cuando fue ingresado al hospital Dr. Lucio Molas, de Santa Rosa los médicos “especificaron que la herida había comprometido el corazón”; la declaración de un familiar de los acusados, que manifestó “cómo se desarrollaron los hechos previo al ataque y cómo salieron en moto” a buscar a la víctima; y el relato de un testigo, que describió “quién produjo el ataque”, detalló “las características de la ropa que llevaba cada uno de los imputados e identificó claramente el vehículo en que se trasladaban ellos”.

Durante la investigación, se secuestraron dos cuchillos. Uno plateado de 32 centímetros, con tres tornillos en su cabo, y otro con mango de madera de 21 centímetros.

Finalmente, Ordas recordó, al avalar las penas convenidas entre las partes, que el artículo 382 del Código Procesal Penal de La Pampa le impide al juez aplicar sanciones más gravosas a las requeridas por el Ministerio Público Fiscal y especificó que Rodríguez deberá cumplir la prisión bajo la modalidad domiciliaria porque ha presentado certificados médicos indicando que “padece una enfermedad que impide su tratamiento en un establecimiento carcelario”.

Temas en esta nota: