Recordaron a Lucía Tartaglia en las aulas donde inició la primaria

El acto se realizó el viernes en la Escuela 4. "Hay que tener memoria para que lo que sucedió hace 40 años no vuelva a suceder jamás", dijo una sobrina de la desaparecida pampeana.

Los docentes y alumnos de la Escuela 4 de Santa Rosa, donde la desaparecida pampeana Lucía Rosalinda Tartaglia inició la primaria, la recordaron y homenajearon el viernes pasado con un acto y el descubrimiento de una placa en la galería y las aulas donde la institución escolar de la calle Libertad. Las autoridades, acompañadas por familiares y compañeros y amigos de Lucía, descubrieron una placa que recuerda que allí aprendió a leer y escribir.

La actividad, en el marco de la Semana de la Memoria, la Verdad y la Justicia, contó con la presencia de Graciela, hermana de Lucía, junto a sus dos hijos y el periodista Juan Carlos Pumilla, fundador del Movimiento Pampeano por los Derechos Humanos junto a la madre de la desaparecida pampeana, doña María.Lucía hizo el primer y segundo grado en la Escuela 4, a pocas cuadras de su casa paterna. Después continuó en el María Auxiliadora. Ya adolescente, se trasladó a estudiar Derecho a La Plata, donde el 27 de noviembre de 1977 fue secuestrada cuando tenía 24 años. La placa tiene la firma de la directora y vice de la escuela, Claudia Seltzer y Rosana Garro.

homenaje lucia tartaglia 2

Una sobrina de Lucía, que también se llama  Lucía, agradeció a la escuela “por el hermoso acto que prepararon, y por la placa en nombre de mi tía, quién estudio allí”. “Vuelvo a repetir que es una semana difícil y que todo es una caricia para el alma. Un pueblo con memoria es democracia para siempre", expresó en las redes sociales.La joven también agradeció al gremio docente, Utelpa, y al Movimiento Pampeano de Derechos Humanos, por pintar el pañuelo de cada desaparecido pampeano, “en especial el nombre de mi querida tía Lucía, y mi hermosa prima Lucila”.

“Estas fechas nos tocan demasiado como familia, lo importante de esta semana es hacer memoria para que el genocidio atroz que ocurrió hace 40 años, no vuelva a suceder nunca más.  Para mi familia, cada vez que se recuerde a Lucía, es una caricia al alma”, redondeó.

Lucía Tartaglia nació en Santa Rosa el 6 de junio de 1953. Inició la primaria en la Escuela Nº 4 "Remigio Gil" y la continuó en el Colegio María Auxiliadora hasta el 3º año del secundario. Cursó 4º y 5º año en el Colegio Nacional, del cual egresó a fines de 1970. Al año siguiente se trasladó a La Plata y se inscribió en la Facultad de Derecho.

En 1972, cuando se produce la Masacre de Trelew, comienza a participar de asambleas en la Facultad. Se incorpora al FAEP (Frente de Agrupaciones Eva Perón), para mas tarde integrarse a la JUP (Juventud Universitaria Peronista). También desarrolló su militancia en los barrios del Gran La Plata. El 21 de septiembre de 1976, un grupo de tareas va a buscarla a su departamento de calle 7. En la huida salta hacia un tapial, cae mal y se fractura un tobillo.

A pesar de ello salva su vida. Con su compañero se marchan a Buenos Aires, y el 24 de noviembre de 1977 avisa a su madre que éste no aparece. Al día siguiente, María Tartaglia -la mamá de Lucía- viajó, pero ya no pudo saber mas de ella. Después, por varios testimonios, se supo que estuvo en los CCD "Atlético", "El Banco" y "El Olimpo". A fines de 1978 la llevan al Hospital Militar para tener familia. Lucía, al ser secuestrada, tenía 24 años.Durante 2017, la Abuelas de Plaza de Mayo recuperaron la identidad de la nieta 125,  la hija de Lucía. Los familiares se reencontraron a principios del año pasado con esa nieta, en Santa Rosa.

 

Fotos: Yesica Montiel

 

Temas en esta nota: