Votaron los estudiantes de Humanas

La agrupación universitaria Sumate ganó siete de las secretarías del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Humanas y el frente Marea Insurgente obtuvo tres en las elecciones que se llevaron adelante el último miércoles en la Universidad Nacional de La Pampa. No hay presidencia en el centro de esa facultad desde hace varios años.

La agrupación socialista Sumate estará al frente de las secretarías de Acción Social (196 a 147 votos), Finanzas (177 a 133), Debate y Participación (160 a 152), Deportes (164 a 155),  Prensa (162 a 161), y Académica (169 a 166). Los militantes universitarios de este sector celebraron la conquista de la comisión de Finanzas.  Esa secretaría estaba en manos de una agrupación de La Cámpora, Juntos Por Humanas, pero quedó acéfala a mitad de año cuando les aplicaron el protocolo de violencia contra la mujer a algunos integrantes y renunciaron.

Por su lado, Marea Insurgente -frente del que participan la agrupación feminista Manada, la UJS del Partido Obrero e independientes- gestionará las secretarías de Género (161 a 159), Derechos Humanos (168 a 162)  y Cultura (162 a 144). Los militantes de esa agrupación festejaron que le arrebataron a Sumate las comisiones de Cultura y la de Derechos Humanos. La de Género ya la tenían desde el año pasado.

La agrupación radical Franja Morada y la Corriente Estudiantil Popular Antiimperialista (CEPA) no obtuvieron representación. La Franja solo obtuvo 41 votos en la disputa por la secretaría de Hacienda. El CEPA cosechó 60 votos en total, distribuidos en tres secretarías.

De los comicios, que no son obligatorios, participaron 381 estudiantes universitarios. Este año la movilización de los estudiantes fue importante. Cabe recordar que progatonizaron dos tomas pacíficas de la sede central de la UNLPam durante el conflicto salarial de los docentes y por los recortes presupuestarios,  durante el primer mes del segundo cuatrimestre.

En las protestas, Marea Insurgente y Sumate tuvieron un rol protagónico e impulsaron las tomas. Por el contrario, hubo fuertes cruces en las asambleas e inclusive fueron expulsados de la toma los dirigentes de Franja Morada, que reclamaban por la universidad desde un lugar incómodo por la relación del radicalismo con el gobierno nacional.

Temas en esta nota: