Los puestos fijos se quedan en el centro

La Cámara revirtió lo dispuesto por el juez anterior. El municipio deberá canalizar habilitaciones hasta resolver la cuestión de fondo.

Los puestos fijos de venta callejera están en su derecho de quedarse en la zona céntrica, de acuerdo a lo dispuesto por un fallo judicial que trabajadores y trabajadoras celebraron este jueves.
La determinación la tomó la Cámara de Apelaciones, que hizo lugar al planteo de responsables de puestos fijos que se movilizaron contra las últimas decisiones y conductas del gobierno local, que pretende sacarlos de sus lugares de trabajo.

“La abogada nos informó que la Cámara notificó que se aprobó nuestra apelación. La Municipalidad será notificada de que nos tienen que dar los permisos hasta que salga el recurso de amparo”, resumió Susana Formiglia, una de las voceras del sector.

La comuna pretendía desalojar a esas personas del microcentro. El 31 de octubre había dado otro ultimátum, cuando notificó a ocupantes de los puestos de que tenían que irse de sus lugares, a riesgo de que interviniera la fuerza pública.

“Nos notificaron para que nos vayamos, pero resistimos porque confiamos que en va a salirnos a favor porque no molestamos ni robamos, simplemente estamos trabajando”, dijo Formiglia.

Según la interpretación de trabajadores y trabajadoras, representados legalmente por Carina Ganuza, ahora la comuna deberá extenderles la autorizaron hasta que otra ordenanza reglamente la actividad.

La decisión judicial alivia a quienes trabajan en esos puestos fijos, ya que en las últimas semanas la ofensiva municipal había sido tan fuerte que los preocupó en demasía.

La Municipalidad actúa por presiones de la Cámara de Comercio, que desde hace tiempo quiere correr a los vendedores callejeros del centro de la ciudad. El municipio dejó de habilitar formalmente a los puestos fijos.

Tiempo atrás, el Superior Tribunal de Justicia ordenó que el Juzgado Civil N° 3 -a cargo de Abel Argüello- analice el recurso. Rechazó la medida cautelar de no innovar. Pero la apelación prosperó ahora en la Cámara.

Temas en esta nota: