La ironía como transgresión

La escritora Margarita Bastián presentará este jueves, a las 20 horas, en el Espacio Cultural Cheje su último libro, “Encaje de bolillos”.

 

“Encaje de Bolillos” es el título de este libro de relatos que remite a una antigua técnica de hilanderas. Ellas, mediante hilos enrollados o bolillos, tejían sobre almohadillas a las que se las llamaba “mundillo”. El bolillo se puede realizar con hilos finos o gruesos de lino, seda, lana y algodón y el resultado de estos trabajos son los encajes, tejidos ornamentales que sobre una red van uniendo los motivos entre sí.


En ese sentido, para Bastián, el libro “encierra el arte de las mujeres, a través del tiempo, de dejar testimonio de su hacer con la destreza de sus manos y el pensar, en silencio o a viva voz, las injusticias de este mundo y el patriarcado”.

En lo que respecta a lo literario, para Susana Berdasco y Alicia Depetris, editoras de Amerindia, esta nueva pieza de Bastián “combina literatura e historia en una obra breve conformada por textos y fotografías. Dos lenguajes que otorgan densidad a la crítica de ficción sin perder correlato con la actualidad. Así como desde tiempos antiguos, la literatura ha servido para señalar los males de la sociedad; la ironía de la que se vale en sus textos le sirve a la autora para transgredir espacios tales como el paternalismo machista”.

Es así que a través de sus textos, Margarita trae a Artemisia Gentileschi, pintora barroca italiana del siglo XVII, a las combatientes republicanas de la Guerra Civil Española, a las mujeres cordobesas que se animaron a denunciar los estragos del glifosato, a Paty Redondo, a la que hostigaron incansablemente por transformar la currícula escolar implementando la educación sexual integral en el Colegio República, entre otras mujeres de su vida.

“En cada relato hay pequeños rompecabezas para descifrar. Resortes mágicos, cierta mística, algunos mitos y resabios. Porque en el espejo que nos refleja también aparecen voces que se niegan a repensar los mandatos sociales en que fuimos educados”, adelanta Bastián y confía: “De modo autorreferencial, en mis relatos, aparecen momentos de mi vida increíbles. La infancia o mis juguetes son uno de ellos. Más aún mi camión Duravit rojo, mi pelota de goma, la muñeca negra piel rose y los libros de cuentos. Además, y por si fuese poco, me permito jugar con mi muerte y verme rodeada de margaritas, acompañada con música y letra de Los Redondos y algunos pasajes de los libros de Nilda Redondo.

Antes de aprender a escribir imaginaba historias trepada al árbol de mi infancia en la casona de la calle Pico y Uruguay. Los personajes me habitan desde entonces. De tanto en tanto adquieren forma y protagonizan las ficciones amparados en un imaginario dispuesto a ser compartido y charlado. De eso se trata. Compartir, disfrutar y pensar”.

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20