"Entraron más de 20 personas al vestuario"

Lo denunció Fernando Espinoza, que apuntó contra el presidente de Huracán.

Fernando Espinoza, el árbitro que dirigió hoy el clásico entre Huracán y San Lorenzo en Parque Patricios, aseguró que en el entretiempo del partido "entraron más de 20 personas" del equipo local a su vestuario "entre dirigentes y el presidente (Alejandro Nadur)", lo que derivó en una denuncia policial.

"Son cosas que van a quedar en el informe", afirmó Espinoza en declaraciones televisivas mientras se retiraba del campo de juego una vez finalizado el encuentro que el "Globo" ganó por 2 a 0.

Según supo NA de fuentes vinculadas al arbitraje, Nadur esperó a los jueces en el hall central del estadio Tomás Adolfo Ducó, entre el vestuario de los árbitros y el local, donde increpó a Espinoza y sus asistentes.

Las fuentes indicaron que no hubo insultos, pero si fuertes recriminaciones, por dos supuestos penales no cobrados y las cinco amarillas que le mostró a futbolistas del "Globo" en el primer tiempo.

A raíz de este episodio, se radicó una denuncia, que quedó a cargo de la Fiscalía 30, a cargo de la doctora Filgueira, y la División Conductas Delictivas de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires labró un acta.

Al respecto, el artículo 52 del Código Contravencional porteño dispone que "quien intimida u hostiga de modo amenazante o maltrata físicamente a otro, siempre que el hecho no constituya delito, es sancionado con uno (1) a cinco (5) días de trabajo de utilidad pública, multa de doscientos ($ 200) a un mil ($ 1.000) pesos o uno (1) a cinco (5) días de arresto".

Por su parte, Nadur brindó una entrevista televisiva en la que negó haber entrado al vestuario de Espinoza para increparlo.

"Espinoza me dijo no me pegue, no me pegue mientras yo hablaba con los jugadores, una cosa de locos. Ese fue el diálogo con el árbitro", afirmó el presidente de Huracán.

Los primeros 45 minutos del clásico terminaron en medio de un clima caliente debido a las protestas de los futbolistas de ambos equipos por acciones polémicas en las que recriminaban los fallos de Espinoza.

En apenas 10 segundos de juego, Huracán reclamó penal por una entrada de Ezequiel Cerutti sobre Rodrigo Gómez, mientras que a los 42 minutos pidieron otra pena máxima por un agarrón de Bruno Pittón a Juan Garro.

En tanto, San Lorenzo pidió tarjeta roja para Carlos Araujo por un golpe en el rostro de Héctor Fértoli.

Luego llamó la atención la demora para iniciar el segundo tiempo, que superó los 20 minutos, cuando reglamentariamente deben ser 15. Esto habría sido por el episodio con Nadur.

El desarrollo del clásico tuvo momentos de mucha tensión, con numerosas infracciones y protestas, lo que se vio reflejado en las 13 tarjetas amarillas que mostró Espinoza.

(NA)

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20