Bianca Montiel lleva sus sueños a Estados Unidos

La atleta santarroseña viajará en las próximas horas al país del norte.


"Voy con toda mi vida en dos valijas", dice Bianca Montiel que este viernes a las 21 horas en el vuelo de United Airlines dejará la tierra que la vio crecer para ir en busca de sus sueños.

Por estas horas, Bianca ultima los detalles para conseguir la visa de estudio en la Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires, luego retornará a Santa Rosa mañana miércoles para posteriormente viajar el viernes a Mississippi, donde continuará sus estudios y su vida como deportista. Atrás quedarán muchísimas horas de entrenamiento en la laguna, sola, acompañada, con calor o con frío.

Bianca es, además de deportista, una piba existencialista, consciente del aquí y ahora, que disfruta y es agradecida de la vida. ‘Quiero agradecer a cada persona que me tocó bocina mientras yo entrenaba. Que me hizo sentir que estaba conmigo, que le gusta lo que estoy haciendo y que valía la pena el esfuerzo‘, dice. Su mensaje es: "se pueden cumplir los sueños". 

Estudia abogacía, luego aprende inglés en apenas cuatro meses, entrena, se esfuerza y arriesga, va por más, lo intenta. Puede chocar contra una pared pero se levanta y vuelve a intentarlo.

Todas esas horas de entrenamiento hoy cobran valor. Alguna lágrima caída porque no consiguió ‘esa‘ marca, porque una lesión le puso piedras en el camino, todas esas situaciones vividas valieron la pena para esta piba santarroseña de 19 años que está convencida que se pueden cumplir los sueños con voluntad, esfuerzo y compromiso.

- ¿Cómo surge esta posibilidad de seguir tu carrera en Estados Unidos?
- El entrenador de medio fondo femenino de la Universidad me envió un mensaje por facebook en el mes de febrero. Se presentó, me contó quien era y me dijo que tenía para dar una beca completa a una deportista que sea especialista en los 800 metros. Lo pensé durante un día y dije que sí.

- ¿Esta oportunidad llegó o la buscaste?
- No, yo buscaba algo pero no se qué... buscaba trascender en el deporte pero no tenía muy claro qué quería. No le ponía un techo a nada. Trabajé mucho tiempo, muchas veces pensé en aflojar y mi familia me ayudó a seguir. Al final me terminó viendo alguien de la otra punta del continente. Fue muy fuerte, me dije: ‘¡cómo vale el esfuerzo!‘. Eso me puso muy contenta. 

- ¿Qué vas a estudiar?
- Voy a estudiar Athletic Training, así se llama la carrera, que vendría a ser como un entrenador de alto rendimiento. Incluye nutrición, fisiología, kinesiología, lo básico de la medicina deportiva y los conocimientos de un profesor de educación física. Es completa, te prepara como profesional para formar a un deportista de cualquier deporte sobre como tiene que alimentarse, como cuidarse, como rehabilitarse. Lo que me gusta a mí. La carrera tiene una duración de cuatro años que es el mismo tiempo que la beca que firmé y te contemplan un año más por cualquier inconveniente.

- ¿Cuando y cómo va a ser la competencia deportiva?
- Comienzo con la primera competencia el 31 de agosto aunque no se si voy a llegar a esa carrera porque voy a tener poco tiempo de preparación sino será el 15 de septiembre. Tengo un calendario re completo por un montón de Estados. Durante los primeros cuatro meses voy a hacer cross country donde se compite en un circuito interestatal. Estados Unidos se divide en cinco conferencias, los ganadores de cada una de ellas pasan a una etapa nacional. Luego de la etapa de cross country viene la de pista indoor y por último la de pista al aire libre.

- Va a ser un nivel muy competitivo...
- Vamos a ser un equipo de doce chicas por Universidad. Por ejemplo el Estado de Mississippi tiene tres Universidades que compiten en ese torneo. Competís contra muchísimas deportistas. Hay un nivel altísimo y yo voy a ser de las más chicas porque voy a competir con chicas de entre 19 y 24 años. Es una categoría nada más. Iré a trabajar muy duro. Me voy con  2 minutos 11 segundos y 76 centésimas en los 800 y el record de la Universidad donde voy es de 2 minutos 9 segundos que es de un chica que va a estar compitiendo este año, que es de Polonia y tiene 23 años. Eso me va a ayudar mucho porque me va a tirar para adelante.

- ¿Tuviste que resignar muchas actividades?
- Me dolió muchísimo, estaba convocada para el Sudamericano que fue en junio y el Panamericano que fue en julio. En mayo me desgarré y estuve parada por una lesión. Al Panamericano me recomendaron que no fuera porque estaba en riesgo de volver a lastimarme y me perdía la posibilidad de EEUU.

- Además vas a Estados Unidos que es como la meca del deporte...
- Sí, allá todo el sistema educativo está enfocado en que es importante hacer deporte. Me pasó muchas veces en la vida que profesores o profesoras me digan: “tenés que priorizar el deporte o la educación”. Por suerte pude lograr unir las dos cuestiones y ahora voy a continuar con el deporte y el estudio. El sistema educativo de Estados Unidos es superior. Acá en Argentina los deportistas estamos solos más allá de que siempre está la familia, por ejemplo casi no tenía compañeras que hagan mi prueba de medio fondo y tenía que entrenar sola.

- ¿Con el idioma como te llevás?
- Bien, tuve que rendir tres exámenes internacionales para ingresar en la Universidad. Solo tenía la base del Secundario y cuando llegó la posibilidad tenía que rendir a principios de mayo. Tuve que hacer un curso acelerado del idioma. Me puse a estudiar de cero. Te piden muchos sinónimos de cada palabra. Fue muy difícil pero lo pude pasar re bien por suerte sino no te mandan la documentación. La entrevista en la Embajada es en inglés y estoy bien porque mantengo conversaciones fluidas con el entrenador.

Las claves

"Quiero agradecer a la sociedad de Santa Rosa y a La Pampa que ha ayudado de una manera u otra a que hoy en día a mí se me dé esta posibilidad. Muchas veces una persona me ayudó con una palabra de aliento, tocándome bocina cuando me veía entrenando un día de calor o de muchísimo frío. Eso es motivación, eso es apoyo. No pasa solo por lo económico o por una beca” dice Bianca.

“Me gustaría dejar un mensaje: lo que me abrió la posibilidad de esta oportunidad ha sido la voluntad, el esfuerzo y el compromiso que es algo que cualquier persona lo puede hacer” agregó. “Cualquiera lo puede lograr, simplemente hay que comprometerse al ciento por ciento y trabajar con ese objetivo. Las cosas llegan”.
Temas en esta nota: