San Lorenzo no pudo desprenderse de Blandi

Botafogo no llegó a inscribirlo antes del cierre del libro de pases en Brasil.

San Lorenzo, eliminado el miércoles de la Copa Libertadores por Cerro Porteño en Paraguay, no pudo desprenderse del delantero Nicolás Blandi porque Botafogo no llegó a inscribirlo antes del cierre del libro de pases en Brasil.
El "Ciclón" tiene un plantel nutrido de futbolistas para afrontar una sola competencia, la Superliga, ya que quedó eliminado de la Copa Argentina en primera rueda ante Estudiantes de San Luis, de la Segunda división.
Blandi, que tiene uno de los contratos más elevados, ve con buenos ojos una transferencia y la dirigencia, que en primera instancia pretendía desprenderse de él a través de una venta, había aceptado hacerlo con un préstamo.
El delantero, que históricamente era titular indiscutido, con Pizzi perdió protagonismo al punto tal que en la victoria ante Godoy Cruz, en la cual hubo un equipo alternativo, fue al banco de suplentes.
San Lorenzo había decidido aceptar una oferta del Botafogo que propuso pagarle 400.000 dólares por los 18 meses de préstamo de Blandi y una opción de compra cuya cifra no trascendió.
Con ese escenario, ambas partes trabajaron a contrarreloj para que se firmen los contratos y que se puedan presentar en las Confederación Brasileña de Fútbol antes de las 23.59 del miércoles, fecha límite por el cierre del TMS, pero no llegaron a hacerlo.
Así, el plantel del entrenador Juan Antonio Pizzi no pudo reducirse, mientras no se confirma que el delantero Nicolás Reniero se vaya a Racing, Adolfo Gaich deberá reintegrarse a mediados de agosto tras su participación en los Juegos Panamericanos y la próxima semana llegarán los hermanos paraguayos Ángel y Óscar Romero.

Temas en esta nota: