Independiente va por la clasificación

Con la ventaja de la victoria en la ida, visita a Universidad Católica en Quito por la Sudamericana.

Independiente, que ganó 1-0 en la ida, buscará esta noche hacerse fuerte en la altura de Quito cuando visite a Universidad Católica, en un partido válido por la revancha de octavos de final de la Copa Sudamericana.

El "trencito" recibirá al "Rojo" en el estadio olímpico Atahualpa de Quito, a 2.850 metros sobre el nivel del mar, a las 21.30 hora argentina.

Los ecuatorianos quedaron heridos la semana pasada al caer 1-0 en su visita a los argentinos, que solo necesitan mantener el resultado para cruzar a los cuartos de final del torneo. Sin embargo, los diablos rojos no tienen una tarea fácil en Quito, donde les espera un equipo animado por un triunfo de 2-1 sobre Fuerza Amarilla en el torneo local.

Católica privilegiará la estrategia sobre la fuerza, pero también usará a su favor un elemento externo para presionar a los argentinos: la altura de Quito.

"La llave está completamente abierta, ahora jugamos en nuestra casa, en nuestro estadio, un lugar donde nos sentimos muy cómodos y siempre la altura a los equipos argentinos les ha costado mucho", dijo en una rueda de prensa el arquero Hernán Galíndez.

El guardameta, quien reconoció apenado que el partido ante Independiente en Argentina fue "uno de los peores" que ha hecho su plantel, enfatizó que la altura es apenas un complemento al trabajo que realizan para la revancha con un "rival durísimo".

La propuesta del estratega Santiago Escobar es "presionar" y "buscar el partido", de manera que los ecuatorianos puedan contrarrestar la propuesta del contrincante, que en su opinión será "con cierre de líneas en zona intermedia" y eventuales ataques.

Jugamos "el todo por el todo. Vamos a arriesgar pero sin desbocarnos al ataque porque con estos equipos que tienen transiciones rápidas no nos podemos desesperar", señaló a la prensa el DT.

Como un tigre que espera para lanzar un zarpazo sobre su presa, Católica aguarda por su rival, que en el duelo de ida fue muy superior en el dominio territorial.

"En nuestra cancha tiene que ser diferente y lo que hemos trabajado es en volver a esa esencia del fútbol de toque de posesión y lógicamente tener profundidad", declaró Escobar.

Sin embargo, para el timonel colombiano el principal factor en juego para mantenerse con vida en la Sudamericana será la "paciencia" dentro de la cancha "porque son 90 minutos, porque no podemos recibir ni un solo gol". Caso contrario, el cuadro chatolei estará obligado a hacer números para igualar la serie.

Para el delantero paraguayo Luis Amarilla la "mayor virtud que tiene la Católica hoy en día es la ambición" y esa es una de sus "principales armas" a la hora de encarar la Copa Sudamericana.

Escobar, cuyo equipo dejó fuera del certamen a Colo Colo de Chile y Melgar de Perú, consideró que para medir a Independiente de Avellaneda el "buen manejo de los principios ofensivos" va a ser clave.

Los diablos rojos llegaron a Ecuador el martes y permanecerán en la costera ciudad de Guayaquil (suroeste) hasta el jueves, cuando viajarán a la altura de Quito para medir fuerzas con Católica.

Independiente de Avellaneda, siete veces campeón de la Libertadores y dos de la Sudamericana, también llega al encuentro de este jueves inspirado por su debut en la Superliga Argentina, en la que venció 1-0 a Defensa y Justicia.

El duelo será dirigido por el chileno Piero Maza y sus compatriotas Raúl Orellana y Edson Cisternas.

Posibles alineaciones:

Católica: Hernán Galindez - Andrés López, Guillermo De Los Santos, Yuber Mosquera, Gustavo Cortez - Jeison Chalá, Facundo Martínez, Christian Oña, Walter Chalá - Luis Amarilla y Bruno Vides. DT: Santiago Escobar Saldarriaga.
Independiente: Martín Campaña; Nicolás Figal, Alan Franco, Francisco Silva, Gastón Silva, Juan Sánchez Miño; Francisco Pizzini, Pablo Hernández, Nicolás Domingo o Pablo Pérez; Martín Benítez y Cecilio Domínguez. DT: Sebastian Beccacece.

(NA)

Temas en esta nota: