El sóftbol argentino hizo historia en Praga

Con Huemul Mata en la placa de lanzamiento, Argentina venció a Japón 3-2 en extra inning y se consagró campeón mundial por primera vez.

El seleccionado argentino de sóftbol escribió su página más brillante. En Praga, República Checa, se consagró campeón mundial absoluto después de ganarle a Japón, en una final dramática, 3-2, que se resolvió en extra inning. La carrera de la victoria la anotó Mariano Montero.

Otra vez, el lanzador santarroseño Huemul Mata Carabajal tuvo la gran reponsabilidad de ser el lanzador abridor del juego. El chico respondió de manera impecable cuando más complicada estaba la situación. Supo salir airoso de esos momentos y, viniendo desde atrás, Argentina obtuvo la igualdad, y forzó los períodos extra para terminar de festejar.

Huemul Mata es hermano de Lucas y Manuel, e hijo de Orlando y Mónica Carbajal. Una familia que dedicó su vida a un deporte que aún en nuestro país sigue sin tener el reconocimiento que merece. 

Memu, como le dicen, lució la número 4 en su espalda y mostró un temple increíble. Fue el pitcher ganador en la gran victoria de Argentina sobre Nueva Zelanda (campeón mundial saliente), en la aplastante victoria sobre Canadá el sábado y este domingo, ante el invicto Japón.

Se inició en Mayú y de pequeño vivió en carne propia la pasión de este deporte transmitido por su familia. Ya había sido campeón mundial juvenil en dos oportunidades y este domingo confirmó que es uno de los mejores lanzadores del planeta de la actualidad.

Temas en esta nota: