Una experiencia con los mejores

Inti di Nápoli y Gonzalo Suhurt compitieron en el Panamericano MTB en La Angostura.



El pasado fin de semana en el Cerro Bayo de Villa La Angostura se desarrolló el campeonato Panamericano MTB de descenso con la participación de más de doscientos cincuenta corredores del continente, y diez países. 

 El colombiano Rafa Gutiérrez que llegaba para defender su título volvió a ser el mejor en el descenso del circuito en 2m44s918 consagrándose en la categoría Elite de esta disciplina. En damas la mejor fue la argentina Camila Nogueira con 3m27s428.

Ahí, en esa gran fiesta del DH continental, estuvieron los santarroseños Inti di Nápoli y Gonzalo Suhurt, quienes habían logrado su clasificación en las fechas de las copas nacionales y los argentinos.“Fue una gran experiencia”, le dicen a El Diario los riders pampeanos, quienes reconocen la buena actuación general de Argentina en caballeros con la quinta posición del mendocino Jerónimo Páez.

“Los chilenos, brasileros y colombianos, están un poco más arriba que los argentinos en esta especialidad”, confiesa di Nápoli. “La idea fue tomar este torneo como experiencia. Fuimos unos días antes para aclimatarnos al circuito, hicimos varias bajadas y estábamos sueltos. Pero nos liquidó la lluvia del fin de semana. El circuito de entrenamiento estaba seco, después hubo nieve, lluvia, y nos liquidó. Nosotros estamos acostumbrados a la piedra, no a la tierra y al barro. La bici debe regularse de otra manera... no tuvimos esa experiencia para poder resolverlo”, se lamenta Inti, quien sufrió un fuerte golpe antes de la largada de la carrera decisiva.

“Nos encontramos con un nivel muy alto. La vara estaba alta porque el ganador de elite es ganador de Copa del Mundo, su hermano está entre los quince mejores del mundo, es oficial de la marca Giant, nivel supercompetitivo en todas las categorías”, dice Gonza, quien completó su manga a pesar de haberse golpeado.

“El circuito fue superexigente, entrenamos en pisos secos, en este caso se fue desgastando, pero el viernes llovió, el sábado estaba casi óptimo y el día de la carrera era un jabón... Hubo muchos cambios hasta el día de la carrera”.

“Más allá del resultado, fue buenísima la experiencia. La mejor carrera en la que he estado por organización. Estamos muy entusiasmados y el año que viene vamos a ir a correr el Panamericano en el sur de Brasil”, aporta di Nápoli, quien deberá someterse a una operación de rodilla izquierda para estar en óptimas condiciones en el torneo continental.

Los riders clasificaron a este torneo por la sumatoria de puntos, lo cual le aporta más valor a su intervención en el campeonato. “Cualquier deportista está feliz por representar a su país. Estar en el seleccionado no tiene comparación. Mi familia está contenta porque en lo personal disfruté lo que estaba viviendo”, declara Suhurt, quien buscará mantener la forma física para poder estar en las fechas de la Copa Argentina. ¿El objetivo? Enfocarse en Brasil 2020.

“El Panamericano será en el sur, podemos ir en auto. Queremos entrenarnos para llegar bien y en buenas condiciones con la meta de mejorar”.

Rovira Bikes, Pellegrino Bienes Raíces, Agropecuaria Argentina, 21 STORE, Fox Argentina y Cicles Julio’s acompañan cada pedalada de di Nápoli y Suhurt en cualquier lugar, pero sobre todas las cosas, la familia aparece como el sostén principal y la usina más importante de energía. “Sin ellos, todo sería muy difícil”, cierran esperando otro descenso para tomar rápida revancha.
Temas en esta nota: