Centurión: a las piñas en el vestuario

El Wachiturro llegó en malas condiciones a la práctica de la Reserva de Racing y se agarró a trompadas con un juvenil de apellido Cáceres.

Ricardo Centurión protagonizó otro escándalo: este jueves por la mañana, se presentó en malas condiciones a la práctica de la Reserva de Racing y tuvo una fuerte discusión, con golpes incluidos, con un pibe de la categoría 2000 que se llama Juan Cáceres y con quien compartía algunas salidas nocturnas.

Centu arribó a las 8.30 al vestuario y enseguida inició una discusión muy fuerte con Cáceres. Lo empezó a provocar, el cruce tomó temperatura y empezaron los golpes. Hubo piñas al aire y Cáceres terminó con sangre en la boca. 

Cuando llegó el cuerpo técnico, la discusión ya había terminado. Quisieron que Centu se entrenara, pero el Wachiturro prefirió irse. Por la tarde, Ricky posteó en Instagram una imagen en un bar de Puerto Madero.

La dirigencia de Racing ya tenía decidido negociar a Centurión, separado del plantel, en el próximo mercado de pases. La realidad es que la conducción del club le perdió toda la paciencia y se lo quiere sacar de encima. Saben que el volante puede generar conflicto en cualquier situación y prefieren evitar más problemas.

Este viernes, en tanto, la Reserva de Racing jugará por la Copa de la Superliga (la revancha de la primera fase con San Martín de Tucumán, tras el 2-2 en la dia), por lo que no hay prácticas hasta el lunes, cuando nuevamente esperan a Centurión.

Temas en esta nota: