La experiencia de Luna

Torroba habló de su presentación en Los Ángeles, en un mega evento.



Luna del Mar Torroba aún está en viaje después de vuelos, escalas y procedimientos obligados de migraciones. Tiene el gusto amargo del empate técnico en el tercer capítulo por el choque de cabezas con Ava Knight en una de las peleas complementarias del megaevento impulsado por Mayweather Promotions. Fue el sábado por la tarde, en Carson, Los Ángeles.

“Fueron diecisiete peleas, la mía fue de tarde... A pesar de lo que pasó, haber estado en semejante evento fue una experiencia única”, le dijo Luna a El Diario.

La chica, que ha construido su carrera deportiva en base al sacrificio y al enorme amor por el deporte, casi dio por hecha una revancha por las condiciones en las que se dio el choque.

“Nos saludamos cuando terminó la pelea y ella misma habló de una revancha, que seguramente ya se va a empezar a negociar. Vamos a entrenar pensando en eso sabiendo que es una chica larga y hay que llegar bien físicamente” aportó.

Torroba habló de la pelea y de la paridad con la que llegaron al tercer capítulo. “Venía linda la pelea, estábamos empezando a calentar... El primero me lo ganó ella bien, porque era muy alta, más larga y trabajaba muy bien... En el segundo me moví y pude entrar, a pesar de que era difícil. Pero conecté muy buenos golpes”, indicó.

“En el tercero ella se cortó, se le hizo un chichón (por lo que dijeron ahí era una lesión que no había estado bien curada) y la pelea se decidió parar. Me enviaron al rincón y no sabía qué pasaba hasta que le vi la sangre en el rostro. Fue un empate técnico”. Luego habló de las sensaciones tras la pelea.

“Estábamos las dos decepcionadas. De todos modos para mí era todo alegría, fue un logro muy grande para mi carrera haber llegado hasta Los Ángeles. Una pena porque quedó con gusto a poco. Ella dijo que quería revancha y se hará. Esperemos que se negocie bien para poder hacerla y entrenar con tiempo”.A partir de ahora trabajará en la revancha. Mientras tanto, se guarda la experiencia de haber sido parte de un gran programa.

“Fue una experiencia única. Hubo diecisiete peleas y fue una semana intensa en Los Ángeles, con estudios para la licencia, con una revisión compleja. Fui parte de una cartelera muy importante y estoy supercontenta de eso, porque me vine muy contenta por haber vivido todo eso más allá del resultado”, finalizó.
Temas en esta nota: