Paulino Dal Secco correrá la Doble Bragado

El ciclista santarroseño recibió el llamado del equipo sanjuanino Mi Maní Zabala.

Paulino Dal Secco atendió el llamado, dio el sí y será uno de los ciclistas que estarán presentes en una de las carreras más importantes de Argentina y del sur del continente, la Doble Bragado.

El equipo sanjuanino Mi Maní Zabala se entusiasmó con la llegada del pampeano y lo confirmó en sus filas para la prueba que se desarrollará entre el 3 y el 10 de febrero.

Será la edición número 84 de la carrera que tiene una extensión de 1.190 kilómetros por las rutas del oeste bonaerense.

Diez de las dieciocho formaciones se definieron a través del ranking clasificatorio, que se estableció durante 2018, en el que se eligieron distintas carreras para que otorguen puntos, previo a que cada uno de los equipos debía registrarse para poder ir en busca de su pase a la Doble Bragado 2019.

De esa manera, quienes aseguraron su lugar son Ciudad de Chivilcoy, SAT, Ciudad de Pehuajó, GIANT, Bragado Cicles Club, KTM, Ciudad de Lanús, Ciudad de Mercedes, Municipalidad de Carlos Casares y Transporte El Sol (9 de Julio).

A ellos se sumaran los invitados, que son Mirasal-Citti Bike (Río Negro), Shania Competición (Río Negro), Mi Maní Zabala (San Juan) y Expo Verde (Río Negro).

Además, el pelotón de la Doble Bragado contará con cuatro equipos que llegarán de países vecinos: Club Ciclista Cerro Largo y Club Ciclista Tacuarembó, ambos de Uruguay, y desde Brasil vendrán Clube SMEL Foz do Iguaçu y São Francisco Saúde / Klabin / Ribeirão Preto.

Luego de la confirmación, El Araucanito dialogó con Paulino Dal Secco que, además de contar sobre sus expectativas en la Doble Bragado, hizo un repaso de su trayectoria y analizó la realidad del ciclismo pampeano.

- ¿Cómo se dio tu confirmación en la Doble Bragado?
- Voy de la mano de Matías Liza, un compañero con el que compartí equipo en Frutas Valdo. Él va a correr la Doble Bragado (DB) y le comentó a Zabala de mí para integrar el equipo (Mi Maní Zabala). Me contactaron por teléfono, arreglamos y me confirmó. El jueves me inscribieron.

- ¿Te sorprendió el llamado?
- Yo la quería correr; Julián Barrientos me estaba haciendo el contacto en un equipo pero no se pudo dar. Sin embargo, el conjunto sanjuanino estaba muy entusiasmado con que yo vaya y eso ayudó mucho.

- Será tu primera Doble Bragado... ¿Corriste alguna carrera de 1.200 km como esta?
- Nunca corrí una Vuelta de ocho días, pero sí corrí dos Vueltas al Valle, que tienen cerca de 1.000 km. Son pruebas de cinco días, pero son etapas más largas. Tengo gran expectativa, voy a llegar bien preparado (lo entrena Mauricio Müller). Estoy entusiasmado.
Empecé hace cuatro años en el ciclismo, yo los veía y decía “qué rápido van estos tipos. Ojalá algún día pudiera andar así acá, a nivel local”. Lo pude hacer y hasta pude ganar, y ahora me toca estar en una de las mejores carreras que tiene Argentina.

- Leía una declaración tuya de 2016 donde dijiste: “Quiero probarme en desafíos más grandes”. ¿Se ha dado todo demasiado rápido?
- Sí, demasiado. Demasiado rápido se ha dado todo. Una vez, Juanjo Besi me dijo que yo podía correr la Doble Bragado y ahora se va a dar. Corrí dos Vueltas del Valle, la Vuelta de Chubut, dos Vueltas a Cutral Có, hice buenas carreras. Pero la verdad que la Doble Bragado casi que la había descartado porque estaba sin equipo, pero por suerte me abrieron las puertas y vamos a tratar de hacer un buen papel.

- ¿Ya hablaron de objetivos con el equipo?
- En el equipo anterior que estaba sí hablábamos de objetivos y pudimos cumplir algunos. Acá los chicos no me pusieron presión de nada, somos un equipo que si bien no vamos con posibilidades de pelear en la general, vamos a tratar de hacer un buen papel, de destacarnos en algunas etapas. Estuvimos hablando de cuáles serán las etapas donde más chances tendremos. Allá veremos cuál es el que mejor se desenvuelve de los siete corredores y entre todos trabajaremos para él.

- Vendrá un equipo de Brasil que ganó cuatro veces el campeonato de ruta en su país. ¿Qué candidatos imaginás?
- Los ciclistas argentinos andan muy fuerte, los uruguayos también, a los brasileños no los conozco. Para mí será muy nuevo. Va a ser muy rápida la carrera. Creo que Ciudad de Chivilcoy, el SAT y el Shania son los que más fuerza pueden hacer.

Del karting al ciclismo

- ¿Cómo fueron tus inicios?
- Yo arranqué en el karting, donde gané cuatro campeonatos; después corrí en motocross y en supercart, y cuando dejé empecé a pedalear como hobby con unos amigos (Fabricio Sosa y Miguel Villegas). Ahí comencé. Luego me empezó a entrenar Javier Aimar y ya me enganché con Juanjo Besi. Después lo conocí al Chuky Pereyra, anduve con él un tiempo. Fui subiendo escalones uno a uno.
El otro día hablaba con un amigo y le recordaba que un año atrás le decía: “Me quiero preparar para largar la Vuelta a La Pampa de Elite y que no me dejen afuera del pelotón, y al final terminé haciendo un papel bastante bueno. Estuve en una fuga importante. Anduve bien”. Ahí me entusiasmé y me dije “a ver hasta dónde puedo llegar”. Me sacrifico un montón. Lo hago como si fuera un profesional, nada más que yo trabajo.

- ¿Cómo combinás el trabajo con los entrenamientos?
- Arranco muy temprano. A las 7:30 ya estoy en la casa de repuestos y taller de motos donde trabajo. A las 12:00 almuerzo y a eso de las 13:00 voy a entrenar hasta las 17:00, me baño, me cambio y vuelvo a trabajar hasta las 21:00 horas.

El ciclismo en La Pampa

- ¿El ciclista puede entrenar bien en Santa Rosa? ¿Hay lugares?
- Sí, sí hay. Se genera un poco de conflicto con la avenida Perón porque la gente no quiere que circulen bicicletas. Esta semana lo atropellaron a Maxi Richeze en Buenos Aires. El ciclista de ruta está expuesto. A veces vamos al autódromo, pero es importante andar en la ruta.
Yo vengo de otros deportes y por ahí el ciclista está medio encajonado en eso y no se da cuenta. Ahora los chicos Ullúa junto con Juan Manuel (Schulz) y Barrientos están haciendo carreras. Esa gente es la que más hay que cuidar porque son los que hacen que uno pueda correr. Yo entreno cuatro o cinco horas por día y los fines de semana tengo que hacer 400 o 500 km para correr porque acá no hay carreras. Está bueno que la dirigencia se entusiasme y organice carreras.

- Este año ya hay varias carreras programadas para el inicio...
- Sí, hay una diferencia entre el dirigente del ciclismo respecto del de automovilismo, de donde vengo. El ciclista es demasiado exigente con el dirigente. Se paga 200 pesos la inscripción y se reclaman 5.000 pesos de premio. En el automovilismo pagábamos entre 5.000 y 6.000 pesos para poder correr y te daban un litro de aceite de premio; no te daban nada. El ciclista está como medio mal acostumbrado a eso. Hay que apoyar a los dirigentes.

Temas en esta nota: